Blogia
Web y foro contra la desertización, el cambio climático y erosión en las Islas Canarias

Noticias de por ahí fuera

Campaña de cristianos evangélicos para pedir a Bush que actúe contra el cambio climático

Campaña de cristianos evangélicos para pedir a Bush que actúe contra el cambio climático

10 feb (Noticias 24 horas)

Este grupo publicó ayer una página de publicidad en el diario The New York Times y un anuncio en televisión con el lema “con la ayuda de Dios, podemos parar el cambio climático para nuestros hijos”.

El mismo día en que se presentó esta campaña, una institución de estudios, el Centro Pew para el Cambio Climático, advirtió en un informe que Estados Unidos ha tardado demasiado tiempo en emprender acciones contra el cambio climático y propone 15 pasos a emprender para reducir sus emisiones.

Respecto a la iniciativa religiosa, en la que se integran pastores de grandes iglesias, presidentes universitarios cristianos, personajes televisivos y escritores, podría suponer una división en un grupo social que vota mayoritariamente republicano. Aseguran que la esta campaña está motivada por la fe, al constatar la realidad de la amenaza que supone el cambio climático y la constatación de que son los pobres los que más sufren sus consecuencias.

En su llamamiento, pidieron al Congreso que apruebe leyes para crear un sistema de comercio de emisiones que incentive a las empresas para reducir sus emisiones. También aseguran que, según una encuesta que encargaron, dos tercios de los 1.000 protestantes evangélicos encuestados dijeron estar convencidos de que el cambio climático es real y el 63% afirmó que Estados Unidos debería abordar este asunto inmediatamente. El 50% aseguró que es preciso actuar incluso si supone un elevado coste económico.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Un estudio publicado en 'Science' revela que el siglo XX fue el más caluroso en los últimos 1.200 años

Un estudio publicado en 'Science' revela que el siglo XX fue el más caluroso en los últimos 1.200 años

El Mundo, 10/02/2006

EFE

WASHINGTON.- El siglo XX fue el más caluroso en los últimos 1.200 años, según un informe publicado por la revista 'Science', que afirma que el aumento de la temperatura se registró principalmente en el hemisferio norte. "La característica más importante y prolongada es la extensión geográfica del calor desde mediados del siglo XX", señalan los científicos.

La investigación, realizada por los profesores de la Escuela de Ciencias Ambientales de la Universidad de East Anglia (Reino Unido) Timonthy Osborn y Keith Briffa, se suma al debate sobre el calentamiento global que afecta al planeta en los últimos años como resultado de la acumulación de gases invernadero producidos por la quema de combustibles fósiles.

Además, mediante la medición de cambios en los anillos de los árboles, el análisis de conchas fósiles y núcleos de hielo tomados en 14 puntos repartidos por todo el mundo, los investigadores determinaron que el actual período de mayores temperaturas es el más importante y prolongado desde el siglo IX.

"La característica más importante en los últimos 1.200 años es la extensión geográfica del calor desde mediados del siglo XX", según han señalado los científicos. Asimismo, han indicado que las anomalías positivas (de mayor calor) desde el año 890 al 1170, y las negativas entre los años 1580 y 1850 se ajustan a los conceptos que calificaron como de 'Período de Calor Medieval' y de 'Pequeña Edad del Hielo', respectivamente.

"Pero la comparación con temperaturas instrumentales muestra que la extensión espacial del calentamiento reciente es de mayor significación que la experimentada en el período medieval", han explicado los científicos.

La influencia del calentamiento

Establecer la historia de las temperaturas globales o hemisféricas es un requisito fundamental para identificar las contribuciones de diferentes fuerzas que inciden en la variabilidad climática. También son esenciales para cuantificar la influencia del calentamiento inducido por los gases de efecto invernadero durante el siglo XX, según han manifestado los científicos.

El informe recoge que, tanto de manera individual como en conjunto, las reconstrucciones llevadas a cabo han respaldado la conclusión de que es probable que el siglo XX sea el período más cálido durante al menos el pasado milenio en el Hemisferio Norte.

Sin embargo, los científicos se han referido a otro estudio sobre pruebas medioambientales y climáticas, que determinó que el siglo XX probablemente no haya sido el más caluroso del último milenio. No obstante, se trata de un estudio que ha sido criticado por su falta de rigor y porque no diferenció entre anomalías regionales y globales con fines comparativos.

Tres científicos acusan al gobierno australiano de censurar sus informes sobre el cambio climático

Tres científicos acusan al gobierno australiano de censurar sus informes sobre el cambio climático

El Mundo, 13/02/2006

EFE

SYDNEY (AUSTRALIA).- Tres científicos han denunciado que el Gobierno de Australia ha tratado de impedirles publicar sus informes sobre el cambio climático para evitar más críticas por no haber firmado el Protocolo de Kioto. Fuentes gubernamentales han negado las acusaciones.

El científico Graeme Pearman ha manifestado en el programa televisivo 'Four Corners' que había recibido indicaciones claras para que evitara opinar en contra del Gobierno en materia de política sobre emisiones de gases causantes del efecto invernadero.

Pearman aseguró que las autoridades le dijeron "al menos media docena de veces" durante su último año en la Organización Australiana de Investigación Científica e Industrial (CSIRO) que no manifestara su desacuerdo sobre la política del Gobierno. Galardonado con varios premios por su contribución a la mejora del medio ambiente, Pearman fue despedido en 2004 de CSIRO, una institución pública.

Otro reconocido científico, Barrie Pittock, también ha declarado a la misma emisora de televisión que el Gobierno le obligó a eliminar una parte de una publicación sobre clima en la que indicaba que el cambio climático podría crear millones de desplazados en el mundo.

Por su parte, Barney Foran, que tras 30 años en la organización se ha retirado, ha revelado que la censura gubernamental es común, y que el pasado agosto recibió una llamada que le advertía que la oficina del primer ministro no quería que hablara sobre el uso de etanol.

El ministro de Medio Ambiente, Ian Campbell, ha negado negó a través de la radio ABC que el Gobierno haya actuado para evitar que los científicos revelen sus conclusiones sobre el cambio climático o sobre cualquier otro asunto.

Garantizar el crecimiento económico

En enero pasado, Australia acogió una reunión sobre cambio climático en la región Asia-Pacífico, que concluyó con un acuerdo para seguir utilizando carburantes fósiles y trabajar por la reducción del efecto invernadero sin entorpecer el crecimiento económico.

Dos semanas más tarde, la CSIRO anunció que abandonaría sus investigaciones sobre energías renovables y que dirigiría el presupuesto de 65 millones de dólares a nuevos proyectos de investigación de recursos de baja emisión. El director de CSIRO, Geoff Garrett, indicó entonces que tanto la industria como los consumidores dependen del carbón para la producción de electricidad y que ello no cambiará en un futuro inmediato.

Australia, el segundo productor de carbón del mundo, fue acusada por organizaciones ecologistas, como Greenpeace y Amigos de la Tierra, de utilizar la reunión sobre cambio climático celebrada en enero, para socavar el trabajo del Protocolo de Kioto y asegurarse su mercado de carbón en Asia.

El cambio climático ha provocado la desaparición en dos siglos del 60% de los humedales de España

El cambio climático ha provocado la desaparición en dos siglos del 60% de los humedales de España

El Mundo, 02/02/2006

MADRID.- Más del 60% de los humedales naturales españoles han desaparecido durante los últimos 200 años, y ahora fenómenos como el del cambio climático amenazan la conservación de estas zonas. Son datos que han puesto de relieve organizaciones ecologistas e instituciones con motivo de la celebración del 'Día Mundial de los Humedales', instaurado en 1971, cuando se firmó la Convención relativa a Humedales de Importancia Internacional (Convenio Ramsar).

Este convenio implicó la realización de una lista de humedales de importancia internacional, compuesta por un total de 1.579 zonas húmedas de 150 países, entre ellos España, que ha incorporado a esa lista 49 espacios naturales que suman más de 173.000 hectáreas.

La organización ecologista Sociedad Española de Ornitología (SEO-Birdlife) ha destacado el trabajo que la administración central y autonómica realizan ya para la recuperación y la conservación de humedales, y ha hecho un llamamiento a las corporaciones locales para que se involucren en esta tarea.

Como ejemplo de la importancia que tiene la implicación de los ayuntamientos, la SEO citó la restauración de la Laguna de Villafranca, una antigua gravera situada en el Parque Regional del Sureste de Madrid, en la que se han implicado el ayuntamiento y esta organización conservacionista.

Los trabajos, informó sobre el terreno el coordinador de Programas de la SEO, Ramón Martí, han consistido en la retirada de unas 5.000 toneladas de escombros y residuos industriales, en su mayoría papel, aluminio y plástico procedentes de una empresa próxima dedicada a la fabricación de envases de 'brick' y vertidos a la laguna durante los últimos 25 años.

Tras retirar esos residuos, los trabajos continuarán para convertir la zona en un lugar que reúna las condiciones necesarias para que la avifauna acuática puede establecerse en ella, e incluyen el soterramiento de unos 400 metros de tendido eléctrico próximo para evitar que éste suponga una barrera para el tránsito de las aves.

Varias organizaciones han coincidido al citar, como humedales españoles más importantes por su importancia en el flujo migratorio mundial, las marismas del Guadalquivir, las lagunas de La Mancha (entre ellos las Tablas de Daimiel), el Delta del Ebro, la Albufera de Valencia o las lagunas de Gallocanta (situadas en las provincias de Teruel y Zaragoza).

Los ecologistas han destacado sin embargo la importancia de los pequeños humedales, imprescindibles para interconectar los grandes humedales mundiales, y el interés de recuperar éstos como lugares de esparcimiento y educación ambiental.

Según la organización Ecologistas en Acción, algunos estudios han demostrado ya que el cambio climático provocará que algunos ecosistemas acuáticos continentales pasen de ser permanentes a ser estacionales, mientras que otros desaparecerán.

En España, según este grupo, las zonas que sufrirán con mayor intensidad y rigor los efectos del cambio climático serán el Parque Nacional de Doñana, las lagunas del Delta del Ebro, el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, las lagunas de Villafáfila (Zamora) o las Lagunas de Gallocanta.

Los ecologistas han insistido por ello en la necesidad "urgente y prioritaria" de adoptar medidas para frenar las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero, mediante la modificación de las actuales políticas sectoriales, especialmente la energética y la del transporte.

Organizaciones ecologistas, administraciones e instituciones han convocado actos en muchos puntos del país para sumarse a esta celebración.

Entre ellos, la Obra Social Caja Madrid celebrará un acto en la laguna de Pedraza de Campos (Palencia), donde se está ejecutando un proyecto de recuperación de las zonas húmedas que supera los 120.000 euros en el que participan varias instituciones públicas y la Fundación Global Nature.

La anticumbre: los países contrarios al protocolo de Kyoto inician una cumbre sobre el cambio climático

La anticumbre: los países contrarios al protocolo de Kyoto inician una cumbre sobre el cambio climático

La Provincia, 11-1-2006

Ministros de Estados Unidos, Australia, China, Corea del Sur, India y Japón, ninguno de ellos firmantes del Protocolo de Kioto a excepción de Japón, inauguraron hoy en Sydney una cumbre regional para buscar soluciones al cambio climático, en medio de fuertes críticas.

La Asociación de Asia y el Pacífico sobre Clima y Desarrollo Ecológico se estrenó bajo una fuerte presencia policial en un hotel de la ciudad australiana ante las protestas de grupos ecologistas. La reunión es muy contestada y considerada por estos grupos un lavado de cara de EEUU y Australia ante su negativa reiterada a ratificar los compromisos establecidos en el Protocolo de Kioto. Los seis países participantes en la cumbre generan en conjunto el 48 por ciento de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

Al respecto, el presidente del Consejo de Calidad Medioambiental de la Casa Blanca, Jim Connaughton, declaró que cada país participante se comprometerá en esta reunión a sus propios objetivos de reducción de emisiones. "En Estados Unidos nos hemos comprometido a reducir la intensidad de nuestras emisiones de gases causantes del efecto invernadero en un 18 por ciento, y estamos trabajando para reducir la contaminación de plantas energéticas que funcionan con carbón en un 70 por ciento y de los motores diesel en más de un 90 por ciento", agregó.

En los debates participarán también representantes de empresas del sector energético, entre otras Grupo Río Tinto o petroleras como Woodside Petroleum o Chevron Corp., a las que se pedirá que compartan los costes de reducir las emisiones contaminantes. El objetivo, según el portavoz de la Casa Blanca, es superar los proyectos empresariales individuales e intentar producir resultados conjuntos, "como capturar metano peligroso de las minas de carbón".

Los ecologistas australianos consideran esta iniciativa de estadounidenses y australianos un gesto "inútil" y un "pacto para hacer nada", en palabras del Consejo de Conservación de la Naturaleza de Nueva Gales del Sur, una plataforma que representa a más de 120 grupos "verdes". La directora del Consejo, Cate Faehrmann, manifestó hoy que el hecho de que los únicos grupos que han sido invitados sean empresas demuestra que la conferencia no tiene ningún compromiso medioambiental.

"Es muy poco probable que las empresas, que son las que se benefician de la venta de petróleo y de carbón, tengan intención de cambiar y reducir sus emisiones de gases contaminantes", insistió Faehrmann. Organizaciones como Greenpeace y Amigos de la Tierra han acusado a Australia de utilizar la cumbre para destruir el trabajo del Protocolo de Kyoto y asegurarse su mercado de carbón en Asia.

La 'imparable' catástrofe climática

La 'imparable' catástrofe climática

El Mundo, 09/01/2006

ANDREW BROWN (The Guardian / EL MUNDO)

LONDRES.- James Lovelock, el científico que revolucionó las ciencias medioambientales cuando dio a conocer su hipótesis Gaia -una teoría en la que asegura que la Tierra y toda su materia viva constituyen un sistema autorregulado que busca un entorno óptimo para la vida- ha logrado soliviantar a los ecologistas de todo el mundo tras prestar su apoyo a la utilización de energía nuclear. Pero en lo que se refiere al cambio climático, está convencido de que el desastre es inevitable, aunque en su opinión, dicha catástrofe puede llegar a resultar muy útil.

Nos encontramos con Lovelock -cuya biografía, Homenaje a Gaia, se acaba de publicar en España (ed. Laetoli)- cómodamente sentado en su estudio a orillas del río Devon, en el suroeste de Inglaterra, mientras se dedica a la contemplación de un universo que camina inexorablemente hacia su ruina.

Enfrente de él, y sobre un gran monitor plano que conforma un amplio panel, se puede contemplar un mapa climático del hemisferio norte que se actualiza constantemente y que muestra pruebas inequívocas de la existencia de un severo cambio climático. Por ejemplo, en el mapa se puede apreciar, claramente, que el agua aún no se ha helado por completo alrededor de Groenlandia, aunque (en el momento de realizar la entrevista) ya nos encontráramos a principios de diciembre.

La habitación en que se encuentra Lovelock está absolutamente repleta de libros e instrumentos, algunos de los cuales los ha construido él mismo. Detrás del monitor, sobre el alféizar de una ventana, hay algo que parece ser un pequeño modelo, hecho en aluminio, de un insecto con antenas. Sin embargo, éste es su instrumento más famoso, un detector para la captura de electrones, un artilugio extraordinariamente sensible del que Lovelock se sirvió, en los años 60, para demostrar que la atmósfera estaba llena de residuos de pesticidas.

Posteriormente, ya durante la década de los 70 y también por medio de ese mismo aparato, Lovelock demostraría, asimismo, que la atmósfera estaba, también, repleta de partículas CFC (clorofluorocarbonos). Ambos descubrimientos fueron de una enorme importancia para todos los movimientos verdes.

Extinciones masivas

Sin embargo, para dichas organizaciones, más importante aún, incluso, que los anteriores descubrimientos fue la aparición de la hipótesis Gaia de Lovelock. Esta es una teoría según la cual la Tierra y todas las formas de vida que en ella existentes constituyen, en su conjunto, un sistema autorregulado que se ha venido manteniendo a sí mismo durante más de 3.000 millones de años.

La hipótesis Gaia parece ofrecer una base racional para ese espíritu religioso que tanto alienta e inspira a muchos medioambientalistas. Sin embargo, en este caso no se trataría de ninguna clase de deidad de peluche por la que se pueda sentir un cierto afecto. La mayor parte de las formas de vida existentes -para muchos de los partidarios de la hipótesis Gaia, serían todas ellas- han sido anteriormente bacterias. Y la historia de las extinciones masivas habidas a lo largo del tiempo nos viene a sugerir que la existencia vital incluso de algo mucho mayor que una simple bacteria será, siempre, muy precaria también.

«Si se produjera una guerra nuclear, y la Humanidad entera llegara a desaparecer, la Tierra respiraría con alivio. Y eso sería así porque a la Tierra le trae sin cuidado la existencia de radiaciones. Desde el punto de vista del Planeta, éste podría exclamar algo así como 'la existencia de los humanos ha sido un experimento muy desagradable. Me alegro de que haya finalizado'», asegura el científico.

"Si una guerra nuclear eliminara a toda la Humanidad, la Tierra respiraría con alivio"

Sin embargo, el decidido apoyo de Lovelock a la energía nuclear le convirtió en un auténtico hereje a los ojos de muchos militantes verdes. La energía nuclear, asegura Lovelock, es mucho más segura que cualquier otra alternativa existente en la actualidad y la necesitamos desesperadamente para que nos ayude a sobrevivir a los efectos del calentamiento global. «Para poder salvarnos, necesitamos disponer de un programa nuclear apropiado. Los verdes no parecen entender que, sin electricidad, se produciría un colapso de toda nuestra civilización actual».

«Imagínese qué podría ocurrir si en Londres no hubiera electricidad. Al cabo de tres semanas se habría convertido en una ciudad parecida a Darfur». Lovelock dice no disponer de tiempo suficiente como para entretenerse en toda esa serie de argumentos, a largo plazo, sobre residuos nucleares y seguridad, porque cuando se produce una situación de crisis, uno hace lo que necesita hacer para lograr sobrevivir. «Para el Planeta, debemos ser como una especie de paramédicos. Lo que tenemos que hacer es estabilizar el sistema».

Lovelock cree que es una presunción ridícula suponer que podemos salvar el mundo. El que se produzca un cambio climatológico muy serio es, en estos momentos, algo absolutamente inevitable, hagamos lo que hagamos. Hacia mediados del presente siglo, afirma Lovelock, la capa de hielo del Ártico habrá desaparecido por completo.

Hacia finales del mismo, las selvas tropicales habrán desaparecido también y se habrán visto reemplazadas por la mayor de las desolaciones. La temperatura de la Tierra se habrá elevado en ocho grados centígrados, el mismo nivel de temperatura que tuvo en tiempos remotos, y probablemente se mantendrá así durante otros 200.000 años.

«En cierto sentido, y dado que formamos parte de un sistema, lo que sí podemos decir es que nosotros somos la conciencia del Planeta. Formamos parte de él y nunca deberíamos considerarnos como algo aparte. Resulta verdaderamente grotesco pensar que podemos llegar a ser sus administradores. Lo que tenemos que hacer es luchar contra él. Y somos nosotros quienes habremos de hacer las paces mientras aún estemos en una posición lo suficientemente fuerte como para poder imponer ciertas condiciones y no hacer demagogia con el tema. Yo veo Kioto de la misma manera que veo Múnich. Es un simple intento de ganar tiempo antes de que comience la verdadera batalla».

Todos esos artilugios e instrumentos que pueden verse colocados a todo lo largo y ancho de las cuatro paredes del estudio de Lovelock resultan esenciales a la hora de intentar descifrar los procesos mentales de este científico. Y es que, en su trabajo, y desde que él mismo puede recordar, Lovelock siempre ha venido empleando las manos tanto como la mente.

Lovelock hace un ademán, señalando hacia el mapa climático del monitor que se encuentra justo enfrente de él. «Con bastante frecuencia, imagino que el consciente es algo así como la pantalla de un monitor. El auténtico procesamiento de los datos está produciéndose en cualquier otro lugar. Ahora, imagínese a alguien tratando, por ejemplo, de poner un cuadro de Vermeer en la pantalla de un teléfono móvil. Si no utiliza las manos en lo que está haciendo, eso nunca llegará hasta el inconsciente de la forma más apropiada».
Apetito por la vida

«La ciencia resulta mucho más costosa de lo que debería ser porque la mayoría de los científicos no fabrican sus propios instrumentos. Podrían hacerlo, pero no lo hacen, y por eso no tienen ni la menor idea de cómo funcionan esos instrumentos comerciales, mientras que si el aparato lo has construido por ti mismo tienes, necesariamente, que entenderlo».

El apetito que James Lovelock siente por la vida sigue siendo pantagruélico. «Una de las cosas más desagradables con las que me encuentro en la actualidad es con el hecho de que la gente joven viene a verme para preguntarme si existe alguna esperanza. Y por supuesto que hay esperanzas. En estos momentos, nos estamos dedicando simplemente a esperar, tal como si nos encontráramos en los años 30, cuando todo el mundo sabía que la guerra se iba a producir pero nadie sabía qué hacer al respecto».

«Pero en el momento mismo en que estalló la guerra, todos nos pudimos dar cuenta de que las perspectivas que se nos abrían eran sumamente desoladoras. Aun así, se produjo en todos nosotros un maravilloso sentimiento de buenos propósitos. No había bienes de consumo y todos los alimentos estaban estrictamente racionados. Sin embargo, nunca consideramos que aquellos fueran unos tiempos de total y absoluta desesperación. Cuando el cambio climático empeore aún más, entonces se producirá un verdadero desastre, pero eso estimulará un cambio de actitud que será positivo para cambiar las cosas de verdad».

El Ayuntamiento de Dénia obligará a mantener el cultivo de 10 millones de m2 para frenar la erosión, desertificación y la especulación urbanística

El Ayuntamiento de Dénia obligará a mantener el cultivo de 10 millones de m2 para frenar la erosión, desertificación y la especulación urbanística

Levante: el mercantil valenciano, 23-12-2005

Sergi García

Dénia tiene ya por primera vez una ordenanza agraria que aprobó la Gerencia de Urbanismo en la tarde del miércoles, y que establece el deber de los propietarios de «conservar el suelo de las parcelas mediante el mantenimiento de los cultivos o masa vegetal». Tras dos años de trabajo desde el Consell Agrari Local, el texto definitivo recibió el miércoles en el Consell de la Gerencia el respaldo del consistorio -que todavía debe ratificarse por el pleno la próxima semana- y, según explicó ayer el concejal de Agricultura, Toni Roderic, no sólo establece una regulación municipal del suelo agrícola. En segunda instancia, señaló, la ordenanza que entrará en vigor en enero permitirá frenar la especulación urbanística en el suelo rústico, pues «obliga a los propietarios a mantener las fincas en la situación en que están».

Textualmente, la ordenanza afirma que «los propietarios de parcelas situadas en suelo calificado como no urbanizable deberán conservar el suelo de las parcelas mediante el mantenimiento de los cultivos o masa vegetal de una manera equilibrada, con el fin de ejercer una medida de prevención ante el riesgo de erosión y desertización, que pudiera producirse, así como otras catástrofes naturales, como inundaciones que puedan verse incrementadas, entre otros factores, por la pérdida de suelo y la desaparición». Allí donde un agricultor decida abandonar un cultivo, se le obligará a mantener la masa vegetal en condiciones, según explicó después a este diario el edil de Els Verds.

Cabe apuntar que la ordenanza considera como ámbito de aplicación el 49% del término municipal, es decir, el suelo no urbanizable y aquel suelo urbanizable que no disponga de programa urbanístico aprobado. Ahora bien, en la práctica, la obligación de mantener los cultivos podrá aplicarse en la superficie en uso agrícola, que reúne unas mil hectáreas (10 millones de metros cuadrados) del término municipal en la actualidad, según detalló la técnica del departamento municipal de Agricultura, Mariví Pastor.

Roderic destacó que la ordenanza establece en uno de sus capítulos, por primera vez, los «deberes y obligaciones» de los propietarios de suelo no urbanizable agrícola, un extremo que «ayudará a trabajar contra quienes compran terrenos para especular, que no podrán adquirirlo y dejarlo yermo».

La técnico Mariví Pastor concretó cuáles son, además del ya mencionado, el resto de deberes y obligaciones: mantener la vegetación en condiciones fito-sanitarias óptimas; mantener las fincas libres de vegetación arbustiva espontánea para evitar el riesgo de incendio; o el mantenimiento de los setos vivos de separación entre parcelas y, en especial, para evitar que invadan los caminos públicos.

Otra de las contribuciones de la ordenanza es el capítulo que establece sanciones administrativas por infringir su contenido en el suelo no urbanizable. La nueva normativa fija sanciones de hasta 750 euros para las infracciones leves; de 751 a 1.500 euros para las graves; y de hasta 3.000 euros para las muy graves.El concejal de Agricultura detalló algunas de las conductas que infringirían la ordenanza y a las que, en consecuencia, corresponderá la aplicación de sanciones. En este sentido, Roderic aseguró que con la nueva normativa se multará el tránsito de camiones de basura por caminos rurales -un hecho que se viene produciendo continuamente junto a las instalaciones de transferencias de La Xara-, los vertidos en el suelo no urbanizable, la instalación de carteles o la acumulación de escombros.

Entre las infracciones leves se encuentran las de penetrar en las parcelas para recoger rastrojos o frutos.
Con la entrada en vigor de la nueva normativa se dotará también al sector agrario de una herramienta para dirimir los posibles conflictos. Una Comisión de Mediación y Valoración compuesta por miembros del Consell Agrari ejercerá como órgano de arbitraje y mediación «para valorar los daños producidos en alguna propiedad y que alguien haya denunciado», explicó Mariví Pastor. Asimismo, la ordenanza prevé un refuerzo de la vigilancia rural en todo el término municipal.

Fomento del consumo

El edil de Agricultura anunció además que su departamento trabajará «en la línea de fomentar el consumo» de los productos agrícolas locales como otra vía para fomentar la supervivencia del sector. En este sentido, Roderic lamentó que la arroba (13 kilogramos) de algunas variedades del campo dianense se está pagando al agricultor a apenas 1,20 euros.

Los árboles del Amazonas son mucho más viejos de lo pensado. Algunos tienen hasta 750 y 1.000 años de edad

Los árboles del Amazonas son mucho más viejos de lo pensado. Algunos tienen hasta 750 y 1.000 años de edad

15 dic (Noticias 24 horas)

Los resultados de esta investigación han sido publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences. Susan Trumbore, de la Universidad de Irvine e integrante del equipo investigador, asegura que “se sabía poco sobre la edad de los árboles tropicales, porque los anillos anuales de crecimiento no son fácilmente identificables. Nadie pensaba que estos árboles tropicales pudieran ser tan viejos o que crecieran tan lentamente”.

Como consecuencia de esta edad, estos árboles de lento crecimiento de la selva amazónica, que contienen en torno a un tercio de todo el carbono que se encuentra en vegetación terrestre, tienen menos capacidad de absorber el carbono atmosférico que lo previsto en anteriores estudios. El resultado es que los modelos de capacidad de absorción de dióxido de carbono formulados hasta ahora podrían estar sobreestimando la capacidad de estas selvas.

Según estos científicos, el motivo por el que la mayoría de los árboles de la cuenca del Amazonas crece tan despacio es la pobreza en nutrientes del suelo y la oscuridad bajo la sombra de los altos árboles.

Los índices de crecimiento de los árboles de la Amazonia central están entre los más lentos del mundo, en contra de la opinión general de que las selvas tropicales son muy dinámicas. Por tanto, el impacto de la tala sería muy superior a lo que se pensaba, ya que puede llevar siglos a estos bosques recuperar su tamaño. Por ejemplo, tres árboles de nueces de Brasil del estudio oscilaban entre 680 y 1.000 años.

Cambio Climático: carta a Bush

Cambio Climático: carta a Bush

BBC Mundo,

Cerca de la cuarta parte del Senado de Estados Unidos envió una carta al presidente George Bush en la que le piden que se integre a las negociaciones sobre cambio climático que se llevan a cabo en la ciudad canadiense de Montreal. La misiva fue firmada por 24 senadores, incluyendo a la demócrata Hilary Clinton y el republicano John McCain.

Los senadores reclaman al gobierno estadounidense que juegue un rol constructivo en el diálogo sobre la futura acción global para combatir el cambio climático que, dijeron, es una de las más serias amenazas que enfrenta la humanidad. Los legisladores advierten que es inevitable que en EE.UU. se dispongan recortes obligatorios a la emisión de gases invernadero.

Agregaron que el gobierno estadounidense debe participar en las conversaciones dirigidas a reducir la emisión de los gases invernadero después de 2012, cuando terminan los compromisos concertados en el Protocolo de Kioto.

"Estados Unidos debería, como mínimo, abstenerse de bloquear u obstruir esas discusiones (...) ya que sería inconsistente con sus obligaciones", dicen los senadores en su carta a la Casa Blanca. Estados Unidos ha advertido que resistirá los intentos por ser arrastrado a discusiones sobre acciones más allá del protocolo de Kioto.

Protección del clima

La semana pasada, el principal negociador de EE.UU. sobre clima, Harlan Watson, declaró que se opone a esas negociaciones. En meses recientes, los alcaldes de cerca de 200 ciudades estadounidenses, incluyendo a Nueva York, firmaron un acuerdo diseñado a proteger el clima, después de que el presidente Bush retiró la firma de su predecesor del Protocolo de Kioto.

Durante la conferencia de Naciones Unidas que se desarrolla en Montreal, la delegación de EE.UU. se opuso a una iniciativa de Canadá de iniciar discusiones formales sobre cómo enfrentar el calentamiento global. El Protocolo de Kioto obliga a unas 40 naciones industrializadas a reducir sus emisiones de gases invernadero en 5.2% por debajo de los niveles de 1990 para 2008-12.

"El Senado tiene la intención, en una fecha futura, de requerir un programa obligatorio de límites a los gases invernadero e incentivos para Estados Unidos", escriben los legisladores. "Es solo cuestión de tiempo antes de que el Congreso tome tal acción".

Amenaza a la salud

Durante la conferencia de Montreal, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó a los responsables de las políticas europeas que tomen acciones inmediatas para prepararse ante las consecuencias sanitarias del cambio climático.

Los especialistas detectaron varias señales de que el cambio climático está empezando a afectar la salud humana. Enfermedades transmitidas por mosquitos comenzaron a manifestarse en latitudes más elevadas en la medida en que las temperaturas han estado subiendo. Se han dado casos de la enfermedad de Lyme (infección bacteriana transmitida por garrapatas típica de zonas más cálidas) en Suecia o en zonas montañosas de la República Checa.

El informe concluye sin embargo que la malaria todavía no representa un riesgo importante en Europa, pero sugiere un cercano monitoreo de la expansión geográfica de mosquitos y roedores capaces de esparcir otras enfermedades.

Otra preocupación son las alergias, debido a una mayor longitud e intensidad de la temporada de polinización, que provoca malestares a quienes sufren de la fiebre del heno.

Los ecologistas ven en el acuerdo de Montreal 'un gran paso' para combatir el cambio climático

Los ecologistas ven en el acuerdo de Montreal 'un gran paso' para combatir el cambio climático

El Mundo, 12/12/2005

MONTREAL.- Las organizaciones ecologistas recibieron con "satisfacción" el acuerdo logrado en Montreal en la Cumbre de Cambio Climático para la reducción de gases contaminantes a la atmósfera más allá de 2012. "Las soluciones existen y es hora de que el mundo avance colectivamente", señalaron desde WWF.

Los firmantes del Protocolo de Kioto han acordado en la Cumbre del Clima celebrada en Montreal el compromiso de iniciar negociaciones para la reducción de gases contaminantes más allá de 2012, fecha en la que concluye la vigencia del acuerdo alcanzado en la ciudad japonesa en 1997. En Kioto, los firmantes se comprometían a reducir en un 5,2% la cantidad de emisiones a la atmósfera de gases contaminantes entre los años 2008 y 2012. A día de hoy, 141 naciones han ratificado el pacto.

Aparte de ese compromiso de los países firmantes del Protocolo de Kioto, también se ha aprobado en Montreal un segundo acuerdo de mínimos para el inicio del diálogo, aunque sin calendario alguno, entre todos los países del mundo sobre formas de cooperación a largo plazo en la lucha contra el calentamiento global, al que también se han sumado los países en vías de desarrollo y finalmente EEUU.

EEUU, responsable del 25% de las emisiones de gases de todo el mundo, no firmó el Protocolo de Kioto, por lo que su pequeño compromiso obtenido en Montreal supone un avance en la lucha, a largo plazo, contra el efecto invernadero y el calentamiento del planeta.

El WWF/Adena, una de las principales organizaciones ecologistas mundiales, considera que Montreal ha supueso "un gran paso, ya que los gobiernos han sentado las bases para negociar futuras reducciones de emisiones más allá de 2012".

"El sentido común ha prevalecido y los ministros están listos para hablar de nuevas reducciones de emisiones", destacó la directora del Programa Internacional de Cambio Climático de WWF/Adena, Mar Asunción, quien ha subrayado que "ahora todos saben que el Protocolo de Kioto es la única vía aceptable para combatir el cambio climático".

"El cambio climático es real, las soluciones existen y es hora de que el mundo avance colectivamente hacia su solución", añadió, considerando que "el planeta es el gran vencedor, a pesar de los esfuerzos de la Administración Bush, y de la Federación Rusa, por ralentizar el proceso de lucha contra el cambio climático", ha manifestado.

Por su parte, la organización Ecologistas en Acción se mostró "satisfecha" por el "acuerdo de mínimos" alcanzado en Montreal de fortalecer el Protocolo de Kioto "para evitar el bloqueo de Estados Unidos". En todo caso, pide "adoptar decisiones claras hacia la reducción de emisiones".

No obstante, la ONG Ecologistas en Acción lamenta en un comunicado que "este cambio en el rumbo de las negociaciones se produjo demasiado tarde como para avanzar suficientemente en acuerdos que ayuden a paliar los efectos del cambio climático".

Mientras, Greenpeace considera que "el Protocolo de Kioto es más fuerte hoy que hace dos semanas". La ONG denuncia que, "tal como era de suponer, la Administración Bush ha intentado socavar el proceso, aunque estuviera fuera de las negociaciones, pero el resto del planeta ha mostrado resolución en seguir adelante sin ella".

En cuanto a España, Greenpeace considera que ha tenido "un indudable papel en las negociaciones" con Latinoamérica e insta al Gobierno español a que "se comprometa a cumplir los objetivos de la primera fase del Protocolo de Kioto, apostando de forma más ambiciosa por el ahorro energético y las energías renovables".

La 'resurrección' del mar de Aral

La 'resurrección' del mar de Aral

El Mundo, 12/12/2005

Daniel Utrilla

Imagen del artículo: a la derecha el lago original en 1989 antes de su secado, a la izquierda el lago en 2003. Fotos NASA.

ALMA ATA (KAZAJISTAN).- Los mapamundi mienten. Consulte el más moderno que encuentre a mano y fije la vista entre la frontera kazajo-uzbeka. Verá un gran lago de forma redondeada: es el mar de Aral, con la isla Renacimiento en su centro. Sin embargo, ojee ahora una foto aérea del mismo lago en la actualidad y verá que la superficie azul del Aral no sólo ha menguado sobremanera, sino que presenta una forma apepinada con varios cúmulos acuosos al norte separados de la masa principal. Su contorno se asemeja bastante a la planta de un enorme pie: es la huella imborrable del gigante soviético, que metió la pata en esta zona del planeta como pocas veces lo ha hecho el hombre sobre la faz de la Tierra.

Desde que la URSS comenzó en los años 30 a desangrar el lago para desarrollar sus oasis de algodón en pleno desierto centroasiático, el mar de Aral no ha dejado de achicarse. Resignados a su desaparición, los soviéticos llegaron a tachar el Aral de «error de la naturaleza», mientras no cesaban de robarle su agua con canales de irrigación de baja calidad que dejaban escapar parte del agua por filtración o evaporación.
[foto de la noticia]

Los ríos Sir-Daria y Amu-Daria, que vertían sus aguas en el Aral, fueron esquilmados a lo largo de tres mil kilómetros. De ser el cuarto lago más grande del mundo en 1960 (con 68.000 kilómetros cuadrados), el Aral pasó a finales de los años 90 a ocupar la octava posición con 28.000 kilómetros cuadrados.

La superficie del Aral se ha reducido en un 60% y su volumen en un 80%. Los pueblos costeros que vivían de la industria pesquera se quedaron literalmente de piedra ante el receso de las orillas, que dejó sus barcos anclados en medio del desierto. La isla Renacimiento, que ocupaba el centro del Aral (donde fue habilitado un laboratorio secreto de armas biológicas), se convirtió en una península a comienzos del año 2001 por el descenso incesante del agua.

En un intento desesperado por aliviar la desecación irremisible del Aral, las autoridades de la república ex soviética de Kazajistán pusieron en marcha hace tres años un plan para rellenar su porción norte del mar. Para ello han levantado un dique de cemento de 14 kilómetros de longitud entre las dos mitades, de tal forma que el agua que entra en el mar procedente del río Sir-Daria no escape hacia la mitad sur de la vecina Uzbekistán, fenómeno que se produce debido al desnivel de 11 metros que existe entre ambas zonas.

«Para el año 2008 nuestra parte del mar estará cubierta de agua, que llegará hasta la ciudad portuaria de Aralsk. Eso mejorará la situacion en la ciudad y ocupará de nuevo a sus habitantes en la industria pesquera», explica a EL MUNDO Baitulin Issá, consejero de la Academia de las Ciencias de Kazajistan en Alma-Atá.

Consciente de que la iniciativa kazaja es una gota en el desierto frente a la magnitud de la tragedia, el científico reconoce que la recuperación del mar es inviable y que su desertización es irremediable. Pese a que el Amu-Daria ya no desemboca en el mar, las zonas de irrigación para cultivos del algodón siguen ampliándose.

El plan kazajo de revitalización de la zona pasa también por «cultivar plantación y vegetación en el antiguo fondo del mar», explica el científico. El aumento de la salinidad ha afectado a la fauna acuática, de tal forma que para garantizar la pesca en la zona se ha introducido un tipo de lenguado más resistente a la sal que las especies autóctonas, la mayoría de las cuales han desaparecido.
Propuestas faraónicas

Ya en la época soviética, las autoridades de Moscú intentaron aplacar la sed de los ecologistas de todo el mundo con dos propuestas faraónicas: una consistente en volar con cargas atómicas las montañas de Pamir y Tian Shan (de donde nacen el Sir y el Amu-Daria) para liberar sus glaciares, y otra que contemplaba desviar el curso de los caudalosos ríos siberianos (a 2.500 kilómetros de Asia Central) para compensar la sequía galopante del Aral. El plan quedó en agua de borrajas hasta que el popular alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov, que está en todo, propuso hace un par de años desempolvar aquel proyecto. Desde entonces no se ha vuelto a hablar del tema y en Kazajistán no han recibido noticias del maná siberiano.

El Aral es hoy un mar de lágrimas para la población que sobrevive en las zonas circundantes a la cuenca, no sólo debido a la salinidad, sino a los problemas de salud derivados de la contaminación (causada por la dispersión de abonos y pesticidas), y a la mala calidad de la escasa agua potable. Para solventar esto último, el Gobierno kazajo cava pozos en la zona para proveer de agua subterránea potable a la población, pues las aguas del Sir-Daria son muy sucias.

«Este año el presidente Nazarbáyev abrió el grifo del agua limpia», afirma Issá con un tono que denota su devoción hacia el líder del Estado. Una devoción masiva conformada en las elecciones del pasado domingo, que otorgaron al veterano jerarca ex comunista el 91% de los votos y prolongarán su mandato hasta 2012. Para entonces, a la parte sur del Aral le quedarán sólo siete años de agonía, según vaticinan los últimos estudios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

El cambio climático ha acelerado las crisis alérgicas, según la OMS, y advierte de que las olas de calor serán cada vez más frecuentes

El cambio climático ha acelerado las crisis alérgicas, según la OMS, y advierte de que las olas de calor serán cada vez más frecuentes

Diario de León, 11-11-2005

Vítor E. Rodríguez

Enfermedades como la malaria, la diarrea o la malnutrición causan más de seis millones de muertes cada año en los países en vías de desarrollo, según datos recogidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La gravedad de la situación está en relación directa con la incidencia de fenómenos meteorológicos como las sequías, las inundaciones o los procesos de desertización.

María Neira, directora del pro-grama de Salud y Medio Ambiente de la OMS, señala que para los países en vías de desarrollo «tener que asumir otro reto como el cambio climático es inaceptable». Y añade: «Por desgracia, el cambio climático no es un hecho que podamos negar y se hace necesario saber adaptarse a él».

También en Europa

Europa no es una excepción a los efectos del calentamiento global, ni tampoco, según el estudio que la OMS presentó ayer en en la Conferencia de Montreal sobre el Cambio Climático, puede pasar por alto la necesidad de adaptarse.

Los datos recogidos por el organismo señalan que unas 35.000 personas fallecieron en el verano del 2003 a causa de los efectos de la ola de calor que sacudió Europa. Muchas de estas muertes podrían haber sido evitadas si hubieran existido planes genéricos de preparación y respuesta, como los adoptados por varios países tras la crisis.

Se estima que de no existir un plan de emergencias, el coste de las olas de calor podría alcanzar, sólo en la ciudad de Roma, los 281 millones de euros en el 2020.

Fenómenos extremos

El incremento de las tempera-turas medias que sufre Europa, la variación en la frecuencia e intensidad de las precipitaciones o el aumento de fenómenos naturales extremos, como las citadas olas de calor, sequías y trombas de agua, remodelarán por completo las condiciones de vida en el continente.

Durante el período comprendido entre los años 1995-2004, Europa sufrió más de 30 inundaciones calificadas como graves, con el resultado de más de mil muertos y dos millones y medio de personas afectadas, sin contar los elevados daños materiales que ellas causaron. Además de estas cifras llamativas, el calentamiento del planeta tiene otros efectos sobre nuestra salud mucho más difíciles de ver, aunque no por ello menos importantes y devastadores.

En los últimos 30 años, el riesgo de crisis alérgicas y respiratorias se ha visto incrementado debido a que el período de presencia de polen en el ambiente se ha extendido una media de diez días. Del mismo modo, cada incremento de un grado en la temperatura ambiente supone que el riesgo de contraer salmonelosis aumente entre un 5 y un 10%. Con estos datos, no es difícil calcular el impacto que la falta de prevención puede tener sobre un sistema sanitario en constante crisis.

Algunas medidas

Para evitarlo, la Organización Mundial de la Salud señala en su informe la necesidad de que los sistemas de salud europeos incorporen a sus equipos a investigadores climáticos y planificadores urbanos, con el fin de preparar las comunidades ante los graves riesgos que puede causar el cambio climático.

El cambio climático ralentiza las corrientes del Atlántico

El cambio climático ralentiza las corrientes del Atlántico

El Mundo, 1-12-2005

MADRID.- El sistema de corrientes del océano Atlántico que ayuda a mantener el clima del norte de Europa razonablemente cálido se está debilitando considerablemente, según un estudio que publica esta semana la revista Nature. Los climatólogos advierten desde hace años de las consecuencias del calientamiento global en los océanos, vitales para mantener la estabilidad en el clima de la Tierra.

Según la investigación, dirigida por el doctor Harry Braden, del Centro Nacional de Oceanografía de la Universidad de Southampton, las corrientes que mueven el agua cálida hacia el norte y devuelven el agua fría hacia latitudes más al sur se han ralentizado un 30% desde 1957.

Las conclusiones del estudio, las primeras que sostienen la vieja hipótesis de que el calentamiento global está bloqueando las corrientes atlánticas, se han obtenido del estudio de una serie de estaciones de control situadas en el paralelo 25, donde se juntan las Corrientes del Golfo y los flujos 'descendentes' del norte del Atlántico.

Los investigadores vigilaron las corrientes a bordo de un barco que les llevó, durante todo el año 2004, hasta latitudes de unos 25º norte. En principio, los científicos no encontraron datos que permitan certificar la existencia de cambios en la Corriente del Golfo -el flujo hacia el norte de agua caliente que viaja cerca de la superficie- pero sí hallaron cambios en el sistema de circulación global del agua, que es el que se está ralentizando.

Estos cambios implican una reducción de hasta el 50% de la cantidad de agua fría de profundidad que fluye hacia el sur del Atlántico. Además, los científicos han detectado que un incremento del 50% en la cantidad de agua que recircula dentro de las regiones subtropicales, sin llegar a las latitudes más al norte, lo que significa que mucha menos agua completa el circuito del sistema de corrientes.

Las implicaciones de estos datos son importantes especialmente para los países del norte de Europa, donde las temperaturas podrían bajar hasta 10ºC en las próximas décadas, debido a que circula cerca de la costa menos agua caliente.

La UE cumplirá el objetivo del Protocolo de Kioto en 2010, dos años antes de lo previsto

La UE cumplirá el objetivo del Protocolo de Kioto en 2010, dos años antes de lo previsto

El Mundo, 1-12-2005

BRUSELAS | MADRID.- Los países miembros de la Unión Europea cumplirán los compromisos asumidos en el Protocolo de Kioto para reducir sus emisiones de gases de invernadero en 2010, dos años antes de la fecha límite que establecía el acuerdo global sobre medioambiente.

La Comisión Europea aseguró que las proyecciones indican que 15 "viejos" estados miembro de la UE -entre ellos España- reducirán en 2010 las emisiones combinadas de gases, que los científicos afirman que causan el calentamiento global, a un 9,3% por debajo de los niveles de 1990.

"Esto claramente cumple con el objetivo de reducción del 8% de los niveles de 1990 que requiere el protocolo para los países miembros de la Unión, y que deben cumplir durante el período 2008-2012", dijo la Comisión en un comunicado.

Según lo establcido en el Protocolo de Kioto, los 10 nuevos miembros de la Unión Europea no eran parte del bloque 'europeo' en el momento en que el acuerdo fue firmado, por lo que no están obligados a cumplir estos requisotos. De esos países, sólo Malta y Chipre no requieren objetivos de reducción. Según datos de la Comisión Europea, las emisiones totales del bloque de 25 países podrían reducirse en más del 11% desde el nivel de 1990 en el año 2010.

El acuerdo logrado en Bruselas coincide con la celebración en Montreal de una cumbre sobre cambio climático organizada por la ONU, y en la que participan casi todos los países firmantes de Kioto. Allí uno de los principales objetivos es lograr un acuerdo sobre las actuaciones que deberán realizar los países para combatir el calentamiento global a partir del 2012, cuando termine el primer período cubierto por Kioto.
Bolsas de CO2 en el subsuelo

Además, la Comisión Europea y representantes del sector energético han puesto en marcha una plataforma para reducir drásticamente la generación y las emisiones de CO2 en las plantas de producción e impulsar el desarrollo de tecnologías para el almacenamiento de ese gas en el subsuelo.

El comisario europeo de Ciencia e Investigación, Janez Potocnik, subrayó en el encuentro que reducir las emisiones "es un problema crucial a tratar" si se quiere "marcar la diferencia en el proceso aparentemente inevitable del cambio climático", por lo que consideró que la iniciativa es "un importante paso".

La plataforma reúne a empresas de energía, proveedores, usuarios, consumidores, instituciones financieras, reguladores, autoridades públicas e investigadores, que buscarán reducir y eliminar el impacto en el ambiente del empleo de combustibles fósiles, en especial de carbón en la industria y plantas de producción energética, explicó la CE en un comunicado.

Para ello la plataforma centrará parte de su tarea en desarrollar tecnologías para la captación del CO2 (dióxido de carbono) durante su producción en las plantas de producción de energía y su posterior almacenamiento en el subsuelo de forma que ya no contribuya al efecto invernadero, causante del cambio climático.

De forma paralela, los expertos elaborarán una agenda que recogerá los obstáculos a suprimir para que las futuras plantas de producción generen energía sin producir CO2. El presidente del consejo asesor para la nueva plataforma -en el que figuran dos españoles-, el profesor Kurt Haege, apuntó que el objetivo es "que en 2050 ninguna planta genere ese gas" para producir energía.

Durante el encuentro, la CE y los representantes del sector energético convinieron también en la necesidad de "imprimir la máxima velocidad al desarrollo y uso de energías limpias" porque el cambio climático es un fenómeno que no se a frenar solo.

Organizaciones ecologistas dicen que 'se acaba el tiempo' para luchar contra el cambio climático

Organizaciones ecologistas dicen que 'se acaba el tiempo' para luchar contra el cambio climático

Olalla Cernuda

El Mundo, 28-11-2005


MADRID.- Coincidiendo con el comienzo de la Conferencia sobre Cambio Climático de la ONU en Montreal, unos activistas de Greenpeace han instalado un reloj de arena de 4 metros de alto ante la sede de la reunión para recordar a las delegaciones asistentes la falta de tiempo para actuar contra la mayor amenaza al medio ambiente de nuestros días. Otras organizaciones, como WWF/Adena, instan a los países a que comiencen las conversaciones para lograr un nuevo acuerdo de reducción de emisiones de C02 para después de 2012.

El objetivo central de la reunión de la ONU es fijar el calendario para la adopción de nuevos compromisos de reducción de emisiones, que permitan evitar un cambio climático peligroso, una vez concluya el periodo actualmente cubierto por el Protocolo de Kioto (hasta 2012).

Según los ecologistas, las energías renovables y 'limpias' son la clave para evitar las emisiones de CO2 causadas por la quema de combustibles fósiles, que son los causantes del cambio climático. El informe Renovables 2050, publicado la semana pasada, concluía que sólo en España las energías limpias podrían producir 56 veces más electricidad que la demanda prevista para España en el año 2050.

"Nos estamos quedando sin tiempo para el clima. El cambio climático no es un problema distante con el cual enfrentarnos en algún momento en el futuro. De hecho nos queda muy poco tiempo para evitar los impactos más catastróficos. Sin una acción rápida y decisiva, aquí por parte de los gobiernos, nos encontraremos pronto montados en un tren fuera de control que será imposible frenar", afirmó Sara Pizzinato, Responsable de la Campaña de Cambio Climático de Greenpeace España.

Greenpeace señaló que si el cambio climático sigue sin restricción, sus efectos serán irreversibles. Los glaciares en el oeste de China habrán desaparecido en 2100; los hielos marinos del Ártico se perderían antes de finales de siglo, llevando a osos polares, focas dependientes del hielo, morsas y algunas aves marinas a enfrentarse a la extinción; y durante las próximas décadas queda el riesgo de que la combinación de cambio climático regional y los efectos de la deforestación podrían convertir los bosques de la cuenca amazónica en praderas o desiertos.

Greenpeace cree que la meta de la política sobre cambio climático debe ser mantener un aumento de la temperatura media global por debajo de 2ºC con respecto a los niveles pre-industriales, una posición adoptada también por los Jefes de Gobierno de la Unión Europea. Además es económica y políticamente posible hacerlo con las tecnologías actualmente conocidas. Las decisiones tomadas en Montreal determinarán si estas opciones serán viables.

Greenpeace además opina que reforzando y expandiendo el Protocolo de Kioto a la próxima fase (2013-2017) se conseguirá mandar una señal fuerte que aumentará la confianza en el mercado de CO2 y animará el mercado a invertir en tecnologías de bajas emisiones. Este proceso debería empezar aquí en Montreal y llegar a cumplirse en 2008.

"Los 156 Gobiernos que han ratificado el Protocolo de Kioto tienen ahora la obligación de demostrar sus intenciones. Tienen que seguir con las negociaciones sobre la próxima fase de Kioto, con objetivos más profundos de reducciones para los países industrializados. Estamos protegiendo este planeta para nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos. ¿Estamos realmente preparados para mirarles a los ojos y decirles: Lo siento, nos hemos quedado sin tiempo?", concluyó Pizzinato.

Greenpeace no es la única organización que quiere llamar la atención d elos gobiernos que participan en la Cumbre del Clima. WWF/Adena ha advertido que los impactos del cambio climático ya están golpeando los hogares y que las negociaciones a este nivel toman su tiempo. Como parte del proceso de Kioto, WWF dice que "las negociaciones deben comenzar ya y el 2008 debe de ser la fecha límite" para haber establecido los compromisos de reducción .

"El Protocolo de Kioto requiere que las negociaciones comiencen ya, no más tarde", asevera Mar Asunción, responsable del Programa de Cambio Climático de WWF/Adena.

"Tiene que haber una decisión formal y un compromiso serio por parte de los países para negociar más acciones y compromisos para el futuro para que los ciudadanos y la naturaleza tengan una oportunidad y se eviten los graves impactos del cambio climático", añadió.

Europa sufre el cambio climático de mayor magnitud de los últimos 5.000 años

Europa sufre el cambio climático de mayor magnitud de los últimos 5.000 años

Alicia Rivera

El País, 30-11-2005

La temperatura media en Europa ha aumentado en los últimos 100 años 0,95 grados centígrados, lo que significa un 35% de calentamiento superior a la media del planeta (0,7 grados), según un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) presentado ayer en Bruselas. El mayor calentamiento se ha registrado en la península Ibérica, el noroeste de Rusia y algunas regiones árticas. Los cuatro años más calurosos de los que se tiene registro han sido 1998, 2002, 2003 y 2004. El 75% de los glaciares alpinos, si la tendencia se mantiene, se habrán deshelado en 2050. "En Europa no se han visto cambios climáticos de esta magnitud desde hace 5.000 años", afirma la agencia.

Las temperaturas siguen subiendo, recuerda el informe de la AEMA, denominado El medio ambiente europeo, estado y perspectivas 2005, que es una evaluación global de la situación del medio ambiente en Europa. Las proyecciones de los científicos indican que la temperatura se incrementará en Europa entre 2 y 6,3 grados centígrados en este siglo, dependiendo de si se toman o no medidas enérgicas de contención de los gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global.

El aumento de las temperaturas probablemente será ligeramente superior en España, Grecia e Italia, así como en el noreste del continente, mientras que será menos notorio en las costas atlánticas, recuerda el estudio de la AEMA. En cuanto a las precipitaciones, los registros históricos indican que han sido entre un 10% y un 40% superiores a la media en el Norte de Europa, y un 20% inferiores en el Sur. Las proyecciones indican que ambas tendencias -más lluvias en las regiones septentrionales europeas y menos en las meridionales- se mantendrá en el futuro.

"En algunas regiones, la agricultura probablemente se beneficiará de las estaciones anuales de crecimiento más largas, pero otros sufrirán graves sequías y fenómenos meteorológicos extremos más intensos e impredecibles, por lo que la agricultura será más arriesgada", dice el estudio, realizado durante en cinco años y teniendo en cuenta 31 países del continente europeo.

Ante este panorama, la UE se ha planteado evitar que el calentamiento suponga un aumento de la temperatura media global superior a dos grados respecto a la situación preindustrial, recordó ayer Jackeline McGlade, directora de la AEMA.

"Sin una actuación eficaz durante varias décadas, el calentamiento del planeta provocará el retroceso de las capas de hielo continental en el Norte y el avance de la desertificación en el Sur. De hecho, la población continental podría acabar concentrándose en el centro", recordó ayer McGlade en Bruselas.

Limitar el calentamiento

Para alcanzar el objetivo de limitar el calentamiento a dos grados sería necesario mantener las emisiones de gases de efecto invernadero a un nivel inferior a las 550 partes por millón hacia 2050 (ppm). Actualmente la concentración es de 375 ppm y antes de la industrialización era de 280. Este objetivo exigirá que los países desarrollados reduzcan sus emisiones entre un 60% y un 80% en 2050, respecto a los niveles de 1990, mientras que los compromisos del Protocolo de Kioto ahora obligan a la UE a cumplir una reducción del 8% en 2008-12. La AEMA señala que el objetivo intermedio de alcanzar una reducción del 15% al 30% en 2020 "será más difícil de lograr".

Según el estudio de la agencia europea, la clave para cambiar hacia una economía de baja emisión de dióxido de carbono (el principal gas de efecto invernadero) reside en tres medidas fundamentales: reducción del consumo energético, aumento de la eficiencia de las energías renovables y mejora de la eficiencia energética en la generación eléctrica y su utilización. La utilización de renovables está aumentando poco a poco, recuerda la AEMA, "mientras que la posibilidad de incrementar la generación nuclear sigue abierta, y muy debatida, en la mayoría de los países".

El transporte es el mayor contribuyente a las emisiones de gases de efecto invernadero, afirmaron ayer los expertos de la AEMA, "y seguirá haciéndolo en el futuro inmediato". Según las previsiones, resaltaron los expertos, el transporte aéreo de pasajeros se duplicará de aquí a 2030. El transporte aéreo y marítimo internacionales están, por ahora, excluidos de las reducciones de emisiones comprometidas bajo el Protocolo de Kioto.

El informe de la AEMA no se limita al cambio climático, aunque lo destaca como reto de primer orden. Pero también hay otros ámbitos preocupantes en el medio ambiente del conjunto continental. La biodiversidad, los ecosistemas marinos, los recursos del suelo y los recursos hídricos, la contaminación atmosférica y la salud son los más importantes.

La demografía sigue presionando sobre el medio ambiente. Entre 1990 y 2000 se edificó en Europa una superficie superior a 800.000 hectáreas, lo que significa que si se mantiene esta tendencia, la superficie urbanizada europea se duplicará en poco más de un siglo.

El Gobierno ayudará a las comunidades a limpiar los montes

El Gobierno ayudará a las comunidades a limpiar los montes

P. M.
El País, 25-11-2005

Los bosques se apagan en invierno. Es una premisa en la que coinciden todos los expertos. Para acercarse a este objetivo, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, anunció ayer que otorgará una financiación complementaria a las comunidades autónomas, que tienen transferidas las competencias en esta materia, para ayudarlas a reducir la biomasa forestal que se acumula en las zonas declaradas de alto riesgo, y que contribuye a la propagación de los incendios.

Narbona, que compareció en el Senado para explicar las actuaciones que el Gobierno está llevando a cabo para combatir los fuegos, explicó que en la próxima Conferencia Sectorial de Medio Ambiente se estudiarán los criterios de reparto de ese fondo. La última vez que se reunió este organismo se analizaron varios planes sobre cómo aprovechar los matojos y ramas caídas para convertirlos en energía renovable. En los Presupuestos Generales para 2006 se ha incluido una partida de cinco millones de euros para que las comunidades lleven a cabo este reciclaje.

Narbona afirmó que el Gobierno tiene intención de aumentar también los fondos económicos destinados a restaurar las zonas quemadas y precisó que aprobará un real decreto para dar cobertura a los grandes incendios del último año, según informa Efe.

Asimismo, emplazó a los representantes de las autonomías a que lleguen a un pacto de Estado para evitar la confrontación y que las desgracias que causan estos siniestros se utilicen políticamente.

Mejorar la formación

La ministra de Medio Ambiente, quien inició y terminó su intervención recordando a las 17 personas que han fallecido este año extinguiendo fuegos, apostó por mejorar la formación y las condiciones del personal que trabaja en estas tareas. El pasado martes, se reunió con representantes de las Brigadas de Intervención en Grandes Incendios (BRIF) y acordó con ellos ampliar de 100 a 120 días su contratación durante las campañas de máximo riesgo y que se aumente una semana (hasta un total de 15 días) la duración del curso que reciben, así como que se incrementen los medios de que disponen.

Narbona ofreció a los diputados un balance de uno de los años más trágicos en los montes debido, según explicó, a que la sequía, las altas temperaturas y los vientos han dificultado las tareas de extinción. Durante los 10 primeros meses se han registrado 25.782 incendios, que han arrasado 177.333 hectáreas, casi un 54% más que la media del último decenio en el mismo periodo. Los 69 aviones de Medio Ambiente -se habilitaron siete más de los previstos en agosto- volaron 8.149 horas, frente a 4.035 de 2004.

La ministra subrayó la eficacia que, a su juicio, tuvo el real decreto sobre medidas urgentes que el Gobierno aprobó el 22 de julio, -como respuesta al incendio de Guadalajara que se inició en una barbacoa- que, entre otras cosas, prohibía hacer fuego en el campo. Hasta ese momento, el número de siniestros se había incrementado un 69% respecto a la media de los últimos 10 años y desde la entrada en vigor de la normativa, disminuyó un 12% respecto al último decenio.

El comercio ilegal de madera por parte de la Unión Europea (UE) agota los bosques del mundo

El comercio ilegal de madera por parte de la Unión Europea (UE) agota los bosques del mundo

El Mundo, 22/11/2005

EFE

GINEBRA.- La importación ilegal de madera por parte de los países europeos contribuirá al agotamiento de los recursos forestales de los bosques de países en desarrollo como Indonesia en los 10 próximos años, según la denuncia del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

El comercio ilegal de madera por parte de algunos países de la Unión Europea (UE) representa para los países exportadores una pérdida de ingresos de 3.000 millones de euros sobre los cerca de 10.000 a 15.000 millones que genera esa actividad cada año, subrayó la asociación ecologista.

La organización defensora del medio ambiente critica, además, la actual legislación comunitaria que considera insuficiente e ineficaz ya que no tiene un carácter obligatorio. El WWF ha centrado su estudio de este comercio ilegal en los países de las cuenca del Amazonas y del Congo, así como en Africa oriental, Indonesia, los países bálticos y Rusia. En el documento se denuncia que Europa les compre a esas naciones unos 20 millones de metros cúbicos de este material al año.

El Reino Unido es el primer país europeo y el tercero a nivel mundial que importa madera de manera ilegal después de Suecia y Finlandia y el volumen de sus compras representa unos 600.000 hectáreas de bosque, explicó el director para Europa del programa forestal del WWF, Duncan Pollard.

"La explotación forestal ilegal desfavorece a las comunidades locales para las que los bosques son una fuente de sustento, mientras que las grandes compañías internacionales ven aumentar sus beneficios", criticó Pollard.

Los bosques se van por el inodoro

Los bosques se van por el inodoro

21 nov (WWF Centroamérica)

Los mayores fabricantes no ofrecen suficiente papel higiénico, toallas y servilletas recicladas a los consumidores europeos y deben ser más responsables en su suministro de madera, según un reciente reporte de WWF, la organización global de conservación.

El nuevo reporte analizó las prácticas de los cinco fabricantes más grandes de papel en Europa: Procter and Gamble, SCA, Kimberly Clark, Metsa Tissue y Georgia Pacific. En conjunto suplen cerca del 70% del mercado europeo y la vasta mayoría de productos de papel que estas compañías venden a los hogares europeos contienen alarmantes bajos niveles de fibras recicladas.

Esto indica que las fibras vírgenes de alta calidad provienen de bosques y plantaciones naturales alrededor del mundo, incluyendo Latinoamérica, Canadá, EEUU, Sudáfrica, Rusia, Asia y Europa, lo que resulta en un desperdicio ignorado por el consumidor, afirma WWF.

El comercio europeo de papel genera cerca de 8.5 billones de euros por año y representa el 26 por ciento de consumo mundial de papel, con cada europeo utilizando 13 kg de papel.

“Cada día cerca de 270,000 árboles son prácticamente evacuados por la letrina o acaban como basura en todo el mundo, tal uso de los bosques es un despilfarro innecesario”, dice Duncan Pollard, Director del Programa Forestal Europeo. “Los fabricantes deben usar más fibra reciclada en sus productos de papel, lo que significa menos árboles cortados”.

El papel higiénico y las toallas en oficinas, escuelas y hoteles se fabrican sobre todo con fibras recicladas, y no hay razón para que sea distinto con los mismos productos vendidos en supermercados, asegura WWF. Los fabricantes argumentan que los proveedores quieren productos no-reciclados porque así lo demandan los consumidores.

“Los consumidores no tienen noción de estar amenazando los bosques del mundo cuando van al baño”, dijo Pollard. “Es un mito que los productos de papel reciclado no sean de alta calidad. De todas maneras, la gente usa productos de papel reciclado al estar casi todo el día fuera de sus hogares”.

Según WWF, las compañías también deben informar mejor al consumidor sobre el contenido reciclado de sus productos. No se debe engañar a los usuarios con símbolos de reciclaje en los empaques que a menudo se refieren sólo a la envoltura y no al producto mismo. WWF aconseja al consumidor que busque y exija las pocas marcas de papel reciclado que existen. Los consumidores deben pedir que en las tiendas y supermercados hayan existencias de papel reciclado.

El reporte también advierte que la tala no sostenible o ilegal y los conflictos de tierras aún acontecen en casi todos los países de donde provienen las fibras vírgenes. WWF dice que las compañías muestran prometedoras intenciones de rastrear eficazmente la madera desde el bosque hasta el producto, pero hasta ahora, sólo SCA Tissue ha tomado medidas efectivas para excluir madera ilegal o dudosa de sus productos de papel.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Tres convenios para prevenir la desertización e incendios de los bosques en España

Tres convenios para prevenir la desertización e incendios de los bosques en España

Actualidad.Terra.es, 11-11-2005

El Consejo de Ministros autorizó hoy la suscripción de tres convenios de colaboración relacionados con la política forestal del Ministerio de Medio Ambiente, concretamente para prevenir la desertización y los incendios forestales.

Según la Referencia del Consejo de Ministros, el primer convenio, denominado 'Contribución Española al Desarrollo del Convenio Mundial para prevenir la Desertificación: Red de Estaciones Experimentales de seguimiento y evaluación de la erosión y la desertificación' se suscribirá con la Universidad de Salamanca y supone un inversión total de 75.126 euros, de los cuales el Ministerio de Medio Ambiente aportará 36.060 euros.

El segundo acuerdo, con un presupuesto de 100.000 euros, se refiere a la aplicación de las investigaciones, datos y metodologías disponibles en la Universidad de Valladolid para poner a punto un sistema de definición de niveles de riesgo de incendios forestales, que facilite las labores de coordinación de las medidas de prevención y defensa contra incendios.

El tercer convenio de colaboración, de 120.000 euros, se suscribirá con la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid para la realización del trabajo de investigación 'Continuación del estudio de la evolución histórica de los montes y del paisaje forestal'.

En el año 1995 se puso en marcha en España la Red de Estaciones de Seguimiento y Evaluación de la Erosión y la Desertificación (RESEL), una red de seguimiento continuo y detallado de los mecanismos esenciales de la desertificación sobre el terreno: la erosión, la exportación de sedimentos por parte del suelo a través de la red fluvial y la respuesta hidrológica.

La RESEL española está constituida por 44 estaciones, situadas en las provincias de Almería (5), Zaragoza (2), Huesca (5), Navarra (1), Baleares (3), Tenerife (2), Gerona (4), Barcelona (1), Salamanca (3), Cáceres (1), La Coruña (2), Toledo (1), Cuenca (1), Guadalajara ( (1), Madrid (2), Murcia (4), Alicante (3), Valencia (1), Tarragona (1) y Málaga (1).

Estas estaciones están gestionadas por doce Universidades y ocho centros del CSIC, que tienen establecidos Convenios de Colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Dirección General para la Biodiversidad.

Según el Convenio autorizado hoy por el Consejo de Ministros, se va a renovar el acuerdo establecido con la Universidad de Salamanca, para la continuidad de proyecto durante el periodo 2005-2008 en las tres estaciones que están situadas en Salamanca en Rinconada, Morille y Villamor.

Por otro lado, el Convenio Marco de Colaboración General entre el Ministerio de Medio Ambiente y la Universidad de Valladolid, contempla proyectos de investigación sobre incendios forestales.

El Convenio que hoy autorizó el Consejo de Ministros servirá para la aplicación de las investigaciones, datos y metodologías disponibles en el Laboratorio de Teledetección de la Universidad de Valladolid, para poner a punto un sistema de definición de los niveles de riesgo de incendio de periodicidad decenal y excepcionalmente menor, que se hará llegar al Centro de Coordinación de la Información Nacional del Ministerio de Medio Ambiente.

Tanto la Dirección General para la Biodiversidad como la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid están interesados en investigar y llevar a cabo una descripción de las masas forestales españolas en tiempos históricos.

Este estudio permitirá determinar las especies forestales que las conformaban, las incidencias que las han afectado, los procesos principales de deforestación o de sustitución de especies, las causas que han provocado las transformaciones, así como los sistemas de gestión silvopastoral que se han aplicado en la explotación de estos espacios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres