Blogia
Web y foro contra la desertización, el cambio climático y erosión en las Islas Canarias

Noticias de por ahí fuera

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Más de 1.000 millones de personas están amenazadas por la desertificación en el mundo

Más de 1.000 millones de personas están amenazadas por la desertificación en el mundo

El Mundo, 17/06/2006

MADRID.- En 2006, Año Internacional de Lucha contra la Desertificación, se va a cumplir una década de la entrada en vigor -el 26 de diciembre de 1996- de la Convención de las Naciones Unidas contra la Desertificación. Se estima que más de 250 millones de personas se hallan afectadas por la desertificación y más de 1.000 millones están amenazadas por ella.

Para muchas de las poblaciones empobrecidas la dependencia del suelo y de los cultivos es casi absoluta. Las prácticas agrarias inadecuadas y el manejo agresivo de los bosques y la vegetación provocan la reducción de los recursos hídricos disponibles, dificultando el futuro de estas comunidades, que se basan principalmente en una agricultura de subsistencia.

La organización Intervida ha recordado que la desertificación es un proceso que se debe casi exclusivamente a la acción directa o indirecta del ser humano y sus efectos son desastrosos para el desarrollo de aquellas comunidades que la sufren. Por un lado, las tierras están cada vez más degradadas por los malos usos agrícolas, como la intensificación de los cultivos -que agota la capacidad productiva del terreno- y el uso de plaguicidas y abonos químicos sin implementar medidas de conservación del suelo.

Por otro lado, durante décadas se han venido realizando emisiones de gases de efecto invernadero y se han destruido algunos bosques que podrían haber absorbido parte de estas emisiones. La deforestación y la eliminación de los bosques supone la destrucción de la barrera más eficaz contra la erosión y la degradación de la tierra.

Región degradada

América Latina y el Caribe cuentan con la mayor reserva hidrológica y con las reservas más extensas de tierra cultivable del planeta. Sin embargo, esta región tiene también grandes extensiones de bosques y selvas amenazadas por deforestación y un total de 313 millones de hectáreas afectadas por la desertificación. El 16% de la tierra de esta región está degradada aunque en México y América Central este problema alcanza al 26% de la tierra.

En América Central, como en otras regiones, existe una gran presión sobre el suelo debido a la agricultura de supervivencia y a la agricultura de exportación, relacionadas ambas con una economía muy dependiente por la falta de otros recursos económicos, lo que obliga al uso intensivo del suelo. Países como El Salvador y Guatemala, donde trabaja Intervida, sufren preocupantes procesos de deforestación. De hecho, El Salvador es el segundo país más deforestado de Latinoamérica y más del 50% del territorio nacional está siendo utilizado de forma inadecuada.

La ONG apoya y desarrolla proyectos de mejora de los sistemas agrícolas, impulsando sistemas de cultivo responsable que mejoren la productividad pero que a la vez protejan el suelo, permitan la infiltración del agua de lluvia y hagan compatible el desarrollo económico con el funcionamiento natural del ecosistema.
El uso del agua

En Anantapur, el segundo distrito más árido de la India, el programa de desarrollo integral de la Fundación Vicente Ferrer tiene como uno de sus seis componentes fundamentales la ecología. En esta región india el 80% de la población depende de la agricultura para sobrevivir, pero el proceso de desertificación es un hecho y las sequías son habituales.

La Fundación Vicente Ferrer, a través de su programa de Cuencas Hidrográficas desarrolla medidas encaminadas al máximo aprovechamiento del agua de lluvia y la recarga de acuíferos, la reducción de la erosión y la conservación de la humedad en el suelo, el aumento de la vegetación, la mejora de los sistemas agrícolas y la biodiversidad y el desarrollo de la fruticultura y la ganadería.

En España, el Ministerio de Medio Ambiente y Cruz Roja Española han organizado un acto que tendrá lugar este sábado, en el que darán a conocer la Campaña 'Acercándonos por el Agua'. Se trata de la primera campaña de sensibilización que promueven ambas instituciones y que tiene como objetivo sensibilizar a la población el uso del agua en nuestro país, la sequía y la desertización, así como modificar ciertas actitudes que pueden llegar a ser perjudiciales para el Medio Ambiente y por tanto para nuestra salud.

Diversas ONG alertan de la influencia humana en la desertización que afecta a 1.250 millones de personas

Diversas ONG alertan de la influencia humana en la desertización que afecta a 1.250 millones de personas

Consumer, 19 de junio de 2006

La organización ecologista Greenpeace ha alertado, ante la celebración del Día Mundial de la Lucha contra la Desertización y la Sequía, sobre la influencia humana en la expansión de este fenómeno, que es además una de las mayores amenazas medio ambientales a escala mundial. Por su parte, la organización Intervida ha cifrado en más de 1.250 millones de personas las amenazadas por la desertización en el mundo (1.000 millones amenazados y 250 millones afectados), alertando de la degradación de la tierra cuando muchas comunidades empobrecidas tienen una dependencia casi absoluta del suelo y de los cultivos.

Así, la sobreexplotación de los recursos hídricos, la tala indiscriminada de bosques, la agricultura intensiva y el pastoreo intensivo, los incendios y la ocupación del suelo para el negocio inmobiliario resultan en gran parte responsables de esta situación, según estas organizaciones.

Greenpeace recordó que España es el país más árido de Europa ya que, según la ONU, un tercio de su superficie sufre una tasa muy elevada de desertificación y un 6% ya se ha degradado de forma irreversible. Las zonas más afectadas por este fenómeno son la vertiente mediterránea y las Islas Canarias.

Las organizaciones ecologistas han reclamado medidas urgentes que impidan seguir perdiendo, cada año, millones de toneladas de suelo arrastrados por el agua y el viento junto con las especies que ahí se albergan como consecuencia del avance de los procesos de desertificación.

La ONU utilizará los conocimientos de los nómadas africanos para luchar contra la desertización

La ONU utilizará los conocimientos de los nómadas africanos para luchar contra la desertización

Consumer.es

Los conocimientos ancestrales de tribus que habitan en las márgenes de los desiertos africanos son cruciales en las estrategias para frenar el deterioro de esos ecosistemas. Así lo han entendido los responsables de un nuevo programa mundial de Naciones Unidas contra la desertización, que incluye proyectos piloto en nueve países subsaharianos (Botswana, Burkina Faso, Kenia, Mali, Namibia, Níger, Senegal, Sudáfrica y Zimbabwe), pues es en el continente africano donde la desertización se convierte en uno de los problemas ambientales más graves. No en vano, la preservación de la fertilidad de los suelos es clave para lograr la seguridad alimentaria en África, donde varios países sufren el espectro del hambre.

Los expertos pretenden utilizar los conocimientos de los nómadas africanos, que han vivido en las márgenes de los desiertos durante miles de años, para prevenir una mayor degradación de la tierra. "Hasta ahora, no habíamos capitalizado esa experiencia. Ellos saben muy bien cómo conservar parte de la biodiversidad, porque conocen íntimamente la tierra y el ambiente", dijo Saidou Koala, coordinador mundial del proyecto. "El análisis combinará el trabajo de los mejores científicos con las aportaciones de las comunidades locales rurales".

Asentamiento permanente

En el pasado, muchos expertos consideraban primitivas las formas tradicionales de vida, y en consecuencia algunos gobiernos presionaron a las tribus nómadas para que se establecieran en lugares fijos y se modernizaran. Además, la disponibilidad de alimentos estimuló a las tribus a asentarse, pero esto agravó el problema de la deforestación debido a la sobreexplotación de árboles y plantas para obtener leña, forraje y materiales de construcción. Esto es, el abandono del nomadismo y el asentamiento permanente de muchas tribus ha traído la sobreexplotación de recursos, como el agua y la vegetación. El impacto de los asentamientos humanos y del ganado endureció y compactó los suelos, dificultando la penetración del agua de lluvia, que además tiende a ser cada vez más escasa por el efecto del cambio climático.

"Ellos están percibiendo que la degradación ambiental está relacionada con el olvido de ciertas prácticas indígenas, y por eso decidieron retomarlas formando comisiones de administración ambiental en algunas áreas", explica Henry Cheruiyot, subdirector del Instituto de Investigaciones Agrícolas de Kenia. Cheruiyot está a cargo de la división de tierras áridas y ha trabajado con grupos nómadas de Kargi, Marsabit, en el noreste de Kenia. Los conocimientos de los nómadas pueden proveerles sustentos alternativos. Por ejemplo, los de Kargi utilizan hierbas y árboles locales para tratar enfermedades de su ganado.

De manera similar, en Mali, un estudio piloto demostró que la plantación de árboles para forraje cerca de las ciudades reduce la presión sobre los bosques cercanos y ayuda a aumentar los ingresos de las comunidades.

En los próximos cinco años, la ONU planea invertir 50 millones de dólares para elaborar programas de acción contra la desertización, junto con tribus africanas. Los programas se utilizarán como modelo para recuperación y conservación de suelos en otras partes de África. Según el último informe para África del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el 46% de las tierras africanas son vulnerables a la desertización, y 22 millones de personas viven en zonas vecinas a desiertos, las más vulnerables a ese fenómeno.

La ONU advierte sobre los efectos de la desertización en Argentina

La ONU advierte sobre los efectos de la desertización en Argentina

Observa (Montevideo), 6-6-2006

El director regional del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el cubano Ricardo Sánchez, advirtió este lunes en Argentina de que "la desertización es el mayor problema ambiental del país". "Más del 70% de la geografía argentina está ocupada por ecosistemas áridos o semiáridos", declaró a Efe durante la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, que en este país se llevó a cabo en la localidad de Chamical (noroeste).

Tras un acto celebrado en una de las zonas más desérticas de Argentina, el funcionario de la ONU indicó que las autoridades locales deberían prestar especial atención a un problema que puede acentuarse en los próximos años.

"El previsto aumento de la demanda mundial de alimentos, sumado a la próxima desaparición de la barreras internacionales al comercio de productos agrícolas, potenciará la industria de la región e impondrá mayores presiones sobre el suelo, que tiende a la desertización", indicó. Además, las transformaciones del régimen de lluvias que ya se están produciendo "provocarán mayores sequías e inundaciones más graves, por lo que la lucha contra la desertización debe ser una política de Estado", añadió Sánchez.

Sin embargo, para el experto cubano "todavía hay márgenes para la reacción si se genera la conciencia de que debe haber una explotación turística y agrícola de la región que se base no sólo en una estrategia de dinero sino de sostenibilidad ambiental".

"Desde la ONU deseamos que todas las acciones y estrategias que se den en la lucha contra la desertización estén planeadas y orientadas a cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, como puede ser la reducción de la mortalidad infantil, que en las zonas desérticas es una de las mayores del mundo", precisó.

La ONU dedicó el 2006 al tema de los desiertos y la desertización para llamar la atención sobre unos ecosistemas que en Latinoamérica ocupan una franja que va desde la costa del Pacífico peruano al océano Atlántico, atravesando Argentina en diagonal, lo que hace que este país cuente con las mayores extensiones de desierto de toda la región. Según un informe del Programa de la ONU para el Medio Ambiente divulgado el domingo en Londres, el cambio climático que causa el calentamiento global también amenaza a los desiertos del mundo.

Argelia apela a organizar conferencia sobre la desertización

Argelia apela a organizar conferencia sobre la desertización

Terra.es, 05-06-2006

El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, apeló hoy a los países africanos a organizar una conferencia sobre la desertización, un fenómeno que, por su expansión, preocupa a los países más afectados, entre ellos Argelia. En un discurso pronunciado ante una conferencia internacional organizada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Buteflika indicó que, a menos que se ataje el avance del desierto, el 40 por ciento de las cosechas pueden perderse en los próximos años.

'Si no adoptamos un plan global para combatir la desertización, es de prever que surjan nuevos conflictos, con su largo cortejo de sufrimientos y emigraciones masivas', advirtió, añadiendo que ese fenómeno va a ser uno de los grandes problemas del siglo XXI. La erosión provocada por el avance del desierto afecta ya a una sexta parte de la población mundial y amenaza la vida de millones de personas, añadió el presidente argelino.

En 1994 las Naciones Unidas adoptaron una convención de lucha contra la desertización, pero en opinión de Buteflika 'hemos constatado que, a diferencia de otros temas del entorno ambiental, este asunto no parece interesar a los medios políticos y económicos'.

En conclusión, recordó que la ONU ha hecho de 2006 el año internacional de los desiertos, y es de esperar que ello constituya una oportunidad para dedicar a la desertización el mismo interés que se ha concedido a los cambios climáticos y la biodiversidad. Con motivo del año internacional se prevé celebrar en Argel, en octubre próximo, una cumbre de jefes de Estado y Gobierno bajo el patrocinio de las Naciones Unidas.

La desertización amenaza a las tierras áridas

La desertización amenaza a las tierras áridas

Abc, 5-6-2006

Agencias/Madrid

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, ha hecho un llamamiento a cuidar las tierras áridas y semiáridas del mundo advirtiendo de que la desertificación "conduce a la pobreza o la exacerba" con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente que se celebra hoy y que en esta ocasión tiene como lema "`No hagamos de las tierras áridas desiertos! ", coincidiendo con el Año Internacional de los Desiertos y la Desertificación.
Según Annan, las tierras áridas "cubren más del 40% de la superficie de la Tierra y albergan a casi 2.000 millones de personas, la tercera parte de la población mundial". Para la mayoría de sus habitantes, subrayó, "la vida es dura y el futuro suele ser precario" ya que "viven al margen en los ámbitos ecológico, económico y social". Por ello, destacó "es fundamental que no descuidemos a esas personas ni a los frágiles hábitats de que dependen".

El secretario general de la ONU hizo especial hincapié en que "la pobreza, la ordenación insostenible de la tierra y el cambio climático están haciendo de las tierras áridas desiertos", advirtiendo de que "la desertificación a su vez conduce a la pobreza o la exacerba".

Según Annan, este problema "es particularmente agudo en el frica subsahariana y el Asia meridional, donde la degradación de las tierras áridas es un grave obstáculo para la erradicación de la pobreza y el hambre extremas y pone en peligro los esfuerzos encaminados a asegurar la sostenibilidad del medio ambiente", objetivos que han sido incluidos en los llamados Objetivos del Milenio que "los gobiernos del mundo se han comprometido a alcanzar para 2015".

El hecho de que la degradación de las tierras áridas sea un problema "quizá más agudo en Africa, la región menos desarrollada del mundo y la más vulnerable al cambio climático", ha llevado este año al Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) a elegir a Argel, la capital de Argelia, como ciudad anfitriona de las celebraciones del Día Mundial del Medio Ambiente.

Según el PNUMA, "la geografía, la historia y la cultura" de Argelia están "inextricablemente ligadas al mayor y más conocido desierto del mundo, el Sáhara", por lo que el país "está idealmente situado para destacar todas las facetas de esta compleja cuestión".

El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, se mostró agradecido por el "honor" de acoger las celebraciones de este año y aprovechó su mensaje para llamar la atención de que "con una riqueza en potencial natural y humano, frecuentemente desaprovechada, frica debe hacer frente a los desafíos de la globalización, en particular aquellos relacionados con una mejor gobernabilidad y un desarrollo continuo y sostenible, cuyo pilar principal es el componente ambiental".

Por ello, agregó, "los objetivos clave que exigen atención inmediata para poner fin a los devastadores impactos del subdesarrollo en este continente son: combatir la desertificación; conservar y desarrollar de manera integral y racional las tierras áridas, semiáridas, montañosas y boscosas; preservar los recursos hídricos, y reducir los índices de pobreza".

Llamamientos de Buteflika

En este sentido, instó a la comunidad internacional "a reflexionar sobre la posibilidad de forjar una alianza sostenible, responsable e innovadora, capaz de contribuir efectivamente al éxito" de la "ejemplar iniciativa" que supone la Nueva Alianza para el Desarrollo de frica (NEPAD) "a favor del ecodesarrollo". Con ello, dijo, se atenderán "las aspiraciones y las expectativas de naciones y pueblos aparentemente condenados a la crueldad de enfrentarse cotidianamente a un sinfín de privaciones y un futuro incierto".

Además, hizo un llamamiento "a la adopción de la Carta Mundial sobre los Desiertos y la Lucha contra la Desertificación para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente y el cierre del Año Internacional de los Desiertos y la Desertificación". Con ello, dijo, "esperamos contribuir al cumplimiento de algunos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, objetivos que se han visto fortalecidos y han sido renovados gracias a las decisiones de los jefes de Estado y de Gobierno durante la Cumbre Mundial celebrada en Nueva York en septiembre de 2005".

La celebración todos los 5 de junio del Día Mundial del Medio Ambiente, según el PNUMA, "ofrece una oportunidad a las comunidades y gobiernos de todo el mundo para reflexionar sobre el papel esencial que el medio ambiente desempeña en nuestras vidas cotidianas y en nuestros planes para el futuro".

Las evaluaciones de la ONU han puesto de manifiesto que más del 60% de los ecosistemas mundiales están deteriorándose o incluso se han degradado hasta el punto de que ya no se puede confiar en sus "servicios". En este sentido, el PNUMA considera que "pese al creciente conocimiento y la creciente lista de acuerdos políticos y compromisos, la Humanidad sigue despilfarrando nuestro capital natural".

En este sentido, la agencia de la ONU destaca que la desertificación y la sequía provocan pérdidas anuales de 42. 000 millones de dólares en la producción de alimentos en todo el mundo. Pero, por encima de esta cifra, añade el PNUMA, "está el incontable costo en sufrimiento humano y en vidas perdidas debido al hambre y a la necesidad de abandonar las tierras que una vez eran productivas". Sin embargo, estas estadísticas "son evitables" y ese, añade el PNUMA, es también el mensaje del Día Mundial del Medio Ambiente.

Motivo de conflictos

Por otra parte, Annan llamó la atención también sobre el hecho de que "hay un cúmulo cada vez más grande de pruebas de que la degradación de las tierras áridas y la competencia por recursos cada vez más escasos pueden llevar a las comunidades al conflicto". Además, agregó, "las personas cuya supervivencia y cuyo sustento dependen de las tierras áridas se están sumando al sinnúmero de personas convertidas en refugiados por motivos ambientales y económicos, las cuales ponen a prueba los recursos cada vez más insuficientes de pueblos y ciudades de todo el mundo en desarrollo".

Sin embargo, incidió Annan, "la desertificación es un proceso difícil de invertir, pero puede prevenirse". "Proteger y restaurar las tierras áridas no sólo aliviará a las zonas urbanas del mundo de su carga cada vez mayor, sino que además contribuirá a lograr un mundo más pacífico y más seguro", advirtió, insistiendo en que "también ayudará a preservar paisajes y culturas que se remontan a los orígenes de la civilización y forman una parte indispensable de nuestro patrimonio cultural".

Por ello, aprovechó el Día Mundial del Medio Ambiente, que este año marca además el décimo aniversario de la entrada en vigor de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, para instar "a los gobiernos y a las comunidades de todo el mundo a prestar atención a los problemas que plantea la vida en las márgenes de los desiertos, para que las personas que allí viven puedan vislumbrar un futuro de paz, salud y progreso social".

Por su parte, el PNUMA subrayó que la degradación de las tierras áridas "es un problema creciente que requiere una acción imaginativa, colaboradora y multisectorial". Teniendo en cuenta que es resultado y a su vez contribuye al cambio climático y es tanto causa como consecuencia de la pobreza, si no se hace nada para evitarlo, "amenaza el futuro de la seguridad alimentaria de la creciente población mundial y la estabilidad de comunidadesy países en todas la regiones". De ahí, concluye el PNUMA el lema de este año: "¡No hagamos de las tierras áridas desiertos!".

Más de la mitad territorio chino, en situación ecológica 'frágil'

Más de la mitad territorio chino, en situación ecológica 'frágil'

Terra.es, 5-6-2006

China, segundo emisor del mundo de dióxido de carbono, anunció hoy que el 60 por ciento de su territorio está en una situación ecológica ’frágil’ aunque se comprometió a poner ’bajo control’ el deterioro medioambiental en 2010. Las conclusiones fueron anunciadas en varios documentos oficiales divulgados con motivo de la celebración hoy del Día Mundial del Medio Ambiente, dedicado este año a la desertización, un fenómeno que ha cobrado especial relevancia en China en los últimos años.

En uno de los informes, la Administración Estatal de Protección Medioambiental (SEPA) advierte de que el ’estado ecológico’ del país se deteriora pese a las políticas efectivas en algunos campos. Sus hallazgos son ’alarmantes’: la situación ecológica del 60% del territorio chino es ’frágil’, con el 90% de los pastos naturales amenazados por la degradación y la desertización, y el 40% de los humedales en declive. ’Vastas áreas de humedales naturales han sido reemplazadas por arrozales y construcciones, sobre todo en las regiones de los ríos Yangtsé y Perla (motores económicos del país)’, dijo Shu Jianmin, vicepresidente de la Academia de Investigación China de Ciencias Medioambientales, citado hoy por el ’China Daily’.

Mejor cara ofreció el Consejo de Estado (Ejecutivo) en un libro blanco titulado ’Protección Ambiental en China (1996-2005)’, en el que dice que ’la tendencia hacia el agravamiento de la contaminación y destrucción ecológica se está aminorando’ gracias a sus políticas.

’Creemos que el libro es una buena iniciativa pues revisa la situación de los últimos años. Estamos de acuerdo en principio con el enfoque, el Gobierno reconoce que el conflicto entre desarrollo y medio ambiente se está volviendo más importante’, dijo hoy a Efe Lo Sze Ping, director de campañas de Greenpeace en China.

A su juicio, el gran reto es la falta de aplicación de la legislación y las normas, que muchas veces ’se pierden’ cuando llegan a las administraciones locales y provinciales, problema de difícil solución según dicen también los ecologistas chinos. ’Tenemos ya muchas leyes de protección medioambiental pero el problema ahora es cómo aplicarlas. Nuestro principal desafío está en cómo incorporar la protección ecológica a las políticas de desarrollo económico’, apuntó la ecologista Li Junhui, del grupo ’Amigos de la Naturaleza’.

Pero Pekín dice estar dispuesto a superar los obstáculos y en su Plan Quinquenal 2006-2010 se compromete a reducir en un 10% las emisiones tóxicas y a aumentar la tasa de bosques del actual 18,2% al 20%. ’Nos gustaría mucho que así fuera. Pero todavía es un poco pronto para decir si es un objetivo realista o no’, subrayó Lo Sze.

Sobre la desertización, el veterano ecologista estadounidense Lester Brown considera que es el problema más ’inquietante’ en China, con una amenazante y enorme bolsa de polvo en el norte del país que transforma vastas extensiones de tierra arable en desierto. ’Hay proyectos piloto que han tenido éxito en algunas partes, pero en general no estamos ni cerca de atajar esta situación’, señaló Brown la pasada semana en una rueda de prensa.

En esta lucha, no obstante, China proclamó el fin de semana sus logros como ’líder mundial’ de la lluvia artificial para aliviar las sequías y luchar contra incendios, con 3.000 trabajadores, un arsenal de 7.000 cañones y 4.687 lanzadores de cohetes.

Según un informe de la ONU : el cambio climático también amenaza a los desiertos

Según un informe de la ONU : el cambio climático también amenaza a los desiertos

El Mundo, 05/06/2006

LONDRES.- El cambio climático que está provocando el calentamiento global de la Tierra también amenaza a los desiertos del mundo, según un informe del Programa de la ONU para el Medioambiente (UNEP) divulgado en Londres. El documento, que se titula ’La perspectiva global de los desiertos’, analiza los cambios y riesgos que afrontan las zonas más áridas del planeta.

Andrew Warren, uno de los autores de la investigación y profesor de Geografía en la University College de Londres (UCL), se declaró "alarmado" porque los desiertos "están más amenazados que nunca". "Nos arriesgamos a perder no sólo impresionantes paisajes y culturas antiguas, sino también algunas especies salvajes increíbles", advirtió el profesor.

En primer lugar el informe, de unas 150 páginas, pone en contexto el objeto de estudio y afirma que "casi una cuarta parte de la superficie terrestre de la Tierra -unos 33,7 millones de kilómetros cuadrados- se ha definido como desierto". "Esos desiertos están habitados por unos 500 millones de personas, muchas más de las que se pensaba previamente", señala el documento, que se publica con motivo de la celebración este lunes del Día Mundial del Medioambiente.

Después, el texto, presentado en la sede de la UCL (centro de Londres) por Andrew Warren y Kaveh Zahedi, subdirector del Centro de Seguimiento de la Conservación del Mundo del UNEP, aborda las amenazas que ponen en peligro los desiertos y sus comunidades.

Una de las amenazas más preocupantes es el cambio climático por la emisión de gases que provocan el "efecto invernadero", que ya afecta a los desiertos, donde se ha registrado desde 1976 a 2000 un aumento de la temperatura de "entre 0,5 y dos grados centígrados".

Ese incremento -subraya el texto- ha sido "mucho mayor que el aumento medio mundial de 0,45 grados centígrados", lo que ha provocado una notable disminución de las lluvias en desiertos como el de Kalahari (Sudáfrica) y Atacama (Chile). Asimismo, la falta de agua ha implicado la disminución del caudal de ríos históricos como el Colorado (EEUU), el Éufrates (Irak) y el Nilo, que "ya se están secando", según el profesor Warren.

El UNEP alerta de que habrá "cambios profundos con importantes implicaciones en el suministro de agua para las gentes, los animales y las plantas del desierto", a menos que "se reduzcan drásticamente las emisiones de los gases que causan el efecto invernadero".

Según el informe (redactado por expertos de países como Argentina, Holanda, Israel y Reino Unido), las temperaturas en las zonas más áridas "podrían subir una media de entre cinco y siete grados centígrados" en el periodo comprendido entre 2071 y 2100.

Campos de entrenamiento militar

Otra amenaza que cita el informe es la inestabilidad regional e internacional, que acarrea la construcción de "lugares de entrenamiento militar, prisiones y campos de acogida de refugiados" y puede "modificar el paisaje desértico". "Esas intrusiones -dice el texto- llevan más gente a los desiertos, generan considerables ingresos y ayudan a actualizar la infraestructura, pero dejan grandes huellas medioambientales, particularmente en lo que se refiere al agua".

Además, el informe critica la sobreexplotación de aguas subterráneas para la agricultura y el ocio de centros turísticos, una circunstancia cuyas principales "víctimas" pueden ser ciudades colindantes con desiertos del suroeste de Asia y Estados Unidos. El abastecimiento de ese agua también peligra por problemas como la salinización y la contaminación de pesticidas y herbicidas.

Pese a estos datos pesimistas, Kaveh Zahedi recalcó que la realidad de los desiertos ofrece "no sólo malas noticias" sino también "grandes oportunidades para el futuro". De acuerdo con el responsable del UNEP, los desiertos podrían convertirse en "las centrales eléctricas del siglo XXI sin emisión de dióxido de carbono", si se sabe aprovechar la energía solar. Zahedi agregó que los desiertos pueden servir, asimismo, de atractivos destinos turísticos y de fuente para fabricar medicinas, aunque esas actividades deberían gestionarse "con sensibilidad".

Europa lanza una ofensiva contra el cambio climático

Europa lanza una ofensiva contra el cambio climático

La Provincia, 30-5-2006

Los ciudadanos de la UE pueden combatir el cambio climático con acciones tan sencillas como bajar la calefacción un grado o imprimir las hojas de papel por las dos caras, según explica la campaña de la Comisión Europea.

Bajo el título "Tú controlas el cambio climático", la iniciativa presentada ayer pretende concienciar a la población sobre las pequeñas alteraciones que pueden introducir en sus costumbres diarias para reducir la producción de gases de efecto invernadero. Según la CE, los hogares europeos son responsables de cerca del 16 % de esas emisiones, debidas a la producción y consumo de energía sobre todo.

La campaña recoge 50 consejos prácticos para reducir esas emisiones, como bajar la calefacción un grado para lograr un ahorro de energía de hasta el 10 % o no dejar el televisor, la cadena de música o el ordenador en posición de espera (stand-by), lo que permite un ahorro de electricidad de hasta el 10 %.

Otra medida es la impresión de papel a dos caras, que permite economizar hasta un 50 %, o sustituir el coche por la bicicleta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Senegal condiciona la repatriación de inmigrantes ilegales a la financiación de la lucha contra la desertización

Senegal condiciona la repatriación de inmigrantes ilegales a la financiación de la lucha contra la desertización

Prensa Latina

Madrid, 22 may (PL) El presidente de Senegal, Abdulaye Wade, condicionó las repatriaciones de sus compatriotas que llegan en cayucos a Canarias a que España financie obras contra la desertización, reportan hoy diarios nacionales.

La prensa reprodujo una entrevista de Wade con un semanario francés en la que aseguró que esa infraestructura serviría para luchar contra la sequía y permitiría crear más empleos en la agricultura y detener de ese modo el éxodo de senegaleses hacia Europa.

Que los españoles devuelvan a los inmigrantes, pero que me den también pantanos, contestó el mandatario senegalés a una pregunta del semanario Le journal du dimanche sobre la posibilidad de que su gobierno acepte las repatriaciones desde las Islas Canarias.

Lo interesante es que esas declaraciones coinciden con el viaje a Dakar de una misión diplomática encabezada por el embajador Miguel Angel Fernández Mazarambroz, con el cargo de poner en marcha un Plan Africa del Gobierno español para negociar la repatriación.

Cada pantano cuesta entre 62 mil y 91 mil euros, pero más que el dinero, Senegal pide material de ocasión de la Unión Europea, explicó Wade, como excavadoras, bulldozer, etc. Con los pantanos el país, lleno de lagos, pararía la desertización y frenaría la inmigración.

En lo que va de año han llegado al archipiélago canario más de sies mil 500 inmigrantes africanos, la mayor parte de ellos de Senegal, Malí y Mauritania.

Una nevada de hace un millón de años para desentrañar el cambio climático

Una nevada de hace un millón de años para desentrañar el cambio climático

El País, 18-04-2006

Hace un millón de años ya se habían extinguido los dinosaurios, y los homínidos, levantados sobre sus cuartos traseros, habían aprendido a fabricar herramientas de piedra. Los científicos han bautizado esa era como el paleolítico inferior; más o menos por entonces se formó el hielo que unos investigadores japoneses han extraído a tres kilómetros de profundidad por debajo de la Antártida, y del que esperan obtener algunas pistas sobre el cambio climático.

Los científicos han presentado hoy las muestras cilíndricas del hielo en una habitación a 20 grados bajo cero. Aseguran que son las más antiguas nunca obtenidas, un dato que han deducido del estudio de las cápsulas de aire atrapadas en el agua helada.

“El núcleo helado se formó a partir de la nieve que cayó en un lejano pasado”, ha dicho el director del proyecto, Hideaki Motoyama, del Instituto Nacional de Investigación Polar. “Puede servir para examinar los cambios de temperatura y los niveles de dióxido de carbono y de metano en diferentes épocas”, ha añadido.

A Tokio en rompehielos

Los investigadores pasaron más de dos años trabajando en la extracción en la base del Monte Fuji, en el este de la Antártida. Obtuvieron las muestras en enero, y las enviaron en rompehielos de vuelta a Japón. Ahora servirá para rastrear el pasado en busca de pistas sobre el futuro. Una investigación publicada hace un año en la prestigiosa revista Nature indicaba que la concentración de dióxido de carbono y de metano en la atmósfera es ahora muy superior a la de hace 650.000 años.

También tienen esperanza los científicos en poder estudiar los organismos vivos que pudieran haber quedado atrapados en el hielo. “El clima allí es muy duro, con temperatura de cerca de 45 grados bajo cero, así que no sabemos si puede haber vida. Pero tenemos fe en poder encontrar organismos”, ha explicado Motoyama. En cualquier caso, seguirán excavando el hielo de camino hacia el pasado: creen que les queda aún un margen de 20 metros antes de tocar el lecho de roca que yace por debajo.

¡Alerta global! : una gran campaña de publicidad avisa sobre los efectos negativos de actividades cotidianas en el calentamiento de la tierra

¡Alerta global! : una gran campaña de publicidad avisa sobre los efectos negativos de actividades cotidianas en el calentamiento de la tierra

El País, 29-03-2006

Una gigantesca campaña de publicidad, un reportaje en una importante revista estadounidense, un documental y varias encuestas alertan estos días sobre los efectos negativos inminentes que varias actividades cotidianas tienen en el calentamiento global.

La revista Time dedica esta semana el tema de portada a este asunto. Según varias encuestas y reportajes publicados en las últimas semanas, los ciudadanos estadounidenses están asustados ante la magnitud del problema del cambio climático. Una de las encuestas concluye en que el 88% de los estadounidenses cree que el calentamiento global es una amenaza para las generaciones venideras. Como señala el artículo de Time, "olvida lo que hayas creído sobre el calentamiento global como una emergencia ralentizada que tardará décadas en hacerse notar. La crisis está de pronto encima de nosotros".

Para concienciar al publico sobre la importancia de tomar conciencia y poner su granito de arena para frenar los efectos del cambio climático ha surgido la campaña publicitaria Fight global warning (Lucha contra el calentamiento global), que con anuncios en radio, televisión, diarios y una página web (www.fightglobalwarming.com) permite que los ciudadanos tomen, aunque sea en pequeña medida, las riendas. La iniciativa permite, entre otras cosas, calcular la emisión de dióxido de carbono en función del estilo de vida de cada cual.

"Hay un sentimiento creciente de que tenemos que hacer algo. Este será otro caso en el que el Gobierno irá por detrás de los ciudadanos", ha señalado a EFE Charles Miller, portavoz de Environmental Defense, uno de los grupos al frente de la campaña.

Apoyo de 200 ciudades

Miller, como otras agrupaciones ecologistas, no tiene demasiadas esperanzas en la administración de George W. Bush, pero es optimista con respecto a la acción de los estados, como California, y su iniciativa para obligar a la industria automovilística a reducir la emisión de los gases "de efecto invernadero", o incluso, a nivel más local, las movilizaciones de los alcaldes.

Los regidores de más de 200 ciudades de EE UU, entre ellos los de San Francisco, Seattle o Salt Lake City, han firmado un acuerdo mediante el cual se comprometen a, entre otras cosas, cumplir con los protocolos del tratado de Kioto para reducir las emisiones que contribuyen al efecto invernadero en sus ciudades.

A todo esto pronto se añadirá la emisión del documental An Inconvenient Truth (Una verdad inconveniente), basado en el trabajo al respecto del ex vicepresidente de EE UU Al Gore, uno de los políticos que más han hecho para poner el asunto sobre la mesa.

Los desastres naturales costaron 166.000 millones de euros en 2005

Los desastres naturales costaron 166.000 millones de euros en 2005

El Mundo, 23-3-2006

EFE

GINEBRA (SUIZA).- Los desastres naturales causaron pérdidas de unos 166.000 millones de euros (200.000 millones de dólares) durante 2005, un coste especialmente elevado para los países en desarrollo afectados que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) quiere reducir a través del refuerzo de los programas de prevención y alerta temprana.

Con motivo de la celebración del Día Meteorológico Mundial, la OMM resaltó la necesidad de aumentar los esfuerzos de prevención para reducir tanto la pérdida de vidas que provocan los desastres naturales como los efectos devastadores que tienen sobre las economías de los países afectados.

"El 90% de los desastres naturales están vinculados al tiempo, al clima y al agua", señaló el secretario general de la organización dependiente de la ONU, Michel Jarraud, mediante un comunicado de prensa. Desde el punto de vista meteorológico y climático, 2005 fue uno de los años más duros de la historia, con sequías prolongadas en diversas partes del Gran Cuerno de Africa, Europa, Asia, Australia y Brasil, y las fuertes lluvias que provocaron importantes inundaciones en diversas partes del mundo.

Al mismo tiempo, la temporada de huracanes en el Atlántico fue la más activa de la historia, el tamaño del agujero de ozono antártico fue el tercero más grande de los registrados y el mayor, en el Artico, recordó Jarraud.

El año precedente también fue especialmente complicado en cuestión de desastres, sobre todo por el 'tsunami' del 26 de diciembre, que provocó la muerte de unas 225.000 personas en once países ribereños del océano Indico.

La OMM se refirió igualmente a que las repercusiones económicas de los desastres han aumentado en las últimas décadas, especialmente en los países menos desarrollados por su vulnerabilidad a ese tipo de sucesos, lo que a su vez repercute en su avance social y económico.

La institución, que celebra esta jornada desde 1950 y que tiene 187 países miembros, puso también de relieve el importante papel que tanto ella como los servicios meteorológicos e hidrológicos nacionales tienen en la prevención, preparación y atenuación de los efectos de los desastres naturales y las emergencias ambientales.

La organización sostiene que, aunque los desastres no pueden evitarse, la evaluación integrada de los riesgos y las alertas tempranas pueden ayudar a mermar sus efectos devastadores. La OMM se ha propuesto reducir a la mitad el número de muertes causadas por los desastres de origen meteorológico, hidrológico y climático en los próximos quince años. Para lograrlo considera necesario establecer sistemas eficaces de alerta temprana que proporcionen, de manera oportuna y fiable, información precisa a la población de riesgo.

A través de tres centros meteorológicos mundiales y de cuarenta regionales, la OMM trata de facilitar a todos los países la infraestructura global operativa necesaria para observar, detectar, modelar, predecir y emitir alertas tempranas frente a una amplia gama de peligros.

Esos peligros pueden ser desde fenómenos de corta duración, violentos y con un alcance geográfico limitado, como tornados y crecidas repentinas, hasta otros a gran escala como las sequías, que pueden afectar a la mayor parte de un continente y a poblaciones enteras de cualquier parte del mundo durante meses e incluso años.

Más allá de los desastres de origen natural, la OMM también ayuda a sus miembros y a las organizaciones asociadas a responder a las emergencias ambientales transfronterizas a gran escala, como las causadas por accidentes nucleares, erupciones volcánicas, accidentes químicos o incendios de monte.

Greenpeace dice que sólo el 8% de los bosques tiene la protección adecuada

Greenpeace dice que sólo el 8% de los bosques tiene la protección adecuada

Emilio de Benito

El País, 27-03-2006

Menos del 10% de la superficie terrestre se encuentra cubierta por superficies boscosas intactas, y, de ellas, sólo el 8% cuenta con una protección adecuada, según un informe de la organización ecologista Greenpeace presentado durante la Cumbre de Biodiversidad de Curitiba (Brasil). Los datos de la organización se han obtenido por satélite.

De la superficie forestal destruida en los últimos 10.000 años, la mitad ha desaparecido a partir de 1950, dijo en Curitiba el responsable de la conservación de bosques de Greenpeace en Rusia, Alexei Uaroshenkov. El mapa muestra que sólo en 42 países quedan superficies arboladas intactas. Europa es el continente que peor está. En el mapa de Greenpeace cuesta descubrir una diminuta mancha verde en Rumania, en la cumbre de los Cárpatos, que señala el único bosque virgen al oeste de Rusia.

Latinoamérica alberga el 35% de la superficie intacta, la mayor parte en la Amazonia. Pero esta superficie puede perder un 40% de su extensión en 45 años, según un estudio realizado por la Universidad Federal de Minas Gerais que recoge la revista Nature. Los conservacionistas apuntan que sólo esta selva absorbe 27 billones de toneladas de CO2 al año, diez veces el objetivo de reducción de emisiones para el mundo acordado en el llamado Protocolo de Kioto.

Peligro para el tigre

La segunda mayor concentración de bosques intactos está en Norteamérica, con el 28% del total. Pero esta riqueza es destruida a un ritmo de 10.000 kilómetros cuadrados anuales, advierte Greenpeace. El 19% de los bosques intactos está en el norte de Asia, en Siberia. Son el hogar de uno de los animales emblemáticos del conservacionismo, el tigre siberiano, una especie de la que apenas quedan 400 animales en libertad.

El sureste asiático sufre la deforestación más rápida del planeta. El 72% de la selva virgen de Indonesia y el 60% de la de Nueva Guinea ha sido talada en las últimas décadas. El declive de las poblaciones de orangután, otro animal simbólico, es el efecto más visible de este proceso. Prácticamente todos los bosques intactos han desaparecido de África en los últimos 30 años, advierte Greenpeace. En Europa, sólo Rusia alberga zonas originales. Las talas de madera con fines industriales representan las principales amenazas para estos ecosistemas.

El resultado es que en pocos años no quedarán bosques salvajes. Ello no se contradice con un aumento de las superficies arboladas en países occidentales. Pero se trata de repoblaciones pobres en variedad y muchas veces con especies ajenas a los ecosistemas originales, por lo que su biodiversidad es mucho menor, advierte Greenpeace.

El Gobierno 'regionalizará' los impactos del cambio climático

El Gobierno 'regionalizará' los impactos del cambio climático

9 mar (El Mundo)
Así lo expresó la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, en la sesión de control al Gobierno en el Senado, donde respondió una pregunta del socialista Francisco Bella sobre el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático.

Narbona explicó que el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático será "uno de los grandes retos" de su Ministerio para este año, y citó además el II Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión para el periodo 2008-2013 y la Estrategia de Lucha contra el Cambio Climático.

La titular de Medio Ambiente explicó que el Plan de Adaptación al Cambio Climático incorpora programas de trabajo para determinar los impactos de ese fenómeno en tres ámbitos: en la actividad económica, en la salud y en los ecosistemas.

Informó de que los trabajos se centrarán inicialmente en definir los posibles escenarios climáticos regionales para profundizar en el conocimiento de los efectos que va a provocar el cambio climático en cada una de las comunidades autónomas con el fin de preparar la adaptación a esos cambios.

Además de "regionalizar" esos impactos, el Ministerio evaluará cómo afectará el cambio climático a los recursos hídricos disponibles, a la biodiversidad y a las costas.

Cristina Narbona subrayó la importancia de que las políticas de lucha y adaptación al cambio climático involucren a todas las administraciones y a la empresa privada.

El senador socialista Francisco Bella destacó las medidas que ha impulsado el Gobierno para cambiar el modelo energético y fomentar el ahorro y la eficiencia.

Bella constató la vulnerabilidad de España ante el cambio climático y apuntó que mitigarlo requiere acciones a nivel global pero prepararse para adaptarse a esos cambios exige la adopción de medidas locales.

La ministra respondió también en la sesión de control una pregunta de la senadora socialista Esmeralda Iranzo sobre actuaciones desarrolladas por su Departamento en la lucha contra la desertización.

Narbona informó de que el Gobierno promovió en 2005 actuaciones, para un periodo de cuatro años, por un importe de 80 millones de euros para luchar contra la desertización.

Informó además la ministra de que España será en otoño de 2007 sede de la Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas de lucha contra la desertización.

La NASA confirma la reducción de la capa de hielo por el cambio climático

La NASA confirma la reducción de la capa de hielo por el cambio climático

El Mundo, 10/03/2006 00:35 (CET)

EFE.- La NASA ha confirmado que Groenlandia y la Antártida pierden parte de su capa de hielo formada por agua dulce como resultado del actual calentamiento global, según un informe publicado en su sitio de internet, en el que señala que el análisis de imágenes captadas por satélites muestra que en ambos lugares ha ocurrido una pérdida neta de hielo entre 1992 y 2002, con un aumento correspondiente en el nivel marino.

En informes separados, la revista 'Science' ya había advertido en las últimas semanas de una reducción de la plataforma gélida de la Antártida y de que el deslizamiento de los glaciares de Groenlandia hacia el Atlántico se había acelerado en los últimos años.

Tanto la Antártida como Groenlandia son consideradas como las más importantes reservas de agua dulce del planeta. "Este nuevo estudio es el primero que realiza un inventario de la pérdida de hielo y de la caída de nieve en ambos de manera concreta e integral durante toda una década", destaca el informe.

Informe pionero

La NASA ha indicado que el estudio, publicado en la revista 'Journal of Glaciology', documenta por primera vez una extensa reducción en el grosor de la plataforma helada en la Antártida occidental, así como un aumento de la precipitación de nieve en el interior de Groenlandia. "Todos estos son signos del calentamiento climático pronosticado por los modelos informáticos", señala el texto. El estudio añade que una vez que se cuadraron la pérdida y la ganancia de hielo tanto de Groenlandia como de la Antártida se confirmó una pérdida neta de hielo que desembocó en el mar.

La cantidad total de agua vertida en los océanos (10.000 millones de toneladas) es equivalente al agua que se consume en los hogares y en los campos de los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Virginia cada año, según el informe.

Sin embargo, Jay Zwally, científico del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA, ha manifestado que la contribución del deshielo de las capas gélidas tanto de Groenlandia como de la Antártida al aumento del nivel oceánico durante una década ha sido menor de lo que se creía, apenas el 2% del reciente aumento de casi tres milímetros al año.

"Una mayor investigación mediante el uso de los satélites de la NASA y de otros datos reducirá la incertidumbre respecto a este importante problema", ha recalcado este científico.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Amplio consenso de comunidad científica sobre cambio climático

Amplio consenso de comunidad científica sobre cambio climático

Actualidad.terra.es, 1-3-2006

La comunidad científica internacional ha llegado a un amplio consenso sobre la relación directa existente entre la acción humana y el cambio climático, según se refleja en un informe intergubernamental de próxima publicación y que adelanta hoy la 'BBC'.

El Panel Internacional sobre el Cambio Climático (PICC), establecido por la Organización Meteorológica Mundial y el Programa del Medio Ambiente de las Naciones Unidas, determinará esa relación causal en su próximo informe. En un anterior documento, ese organismo se había mostrado mucho más prudente al señalar que los gases producto de la actividad humana tenían 'probablemente' que ver con ese preocupante fenómeno.

En el nuevo informe, que se entregará próximamente a los gobiernos, el PICC apunta a las crecientes concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera como única explicación posible de una serie de fenómenos erráticos simultáneos. Entre éstos figuran la fusión de los hielos, la desertización creciente, la proliferación de inundaciones, la acidificación de los océanos y las migraciones de animales silvestres.

Una fuente conocedora del informe declaró a la 'BBC' que 'las mediciones llevadas a cabo en las distintas partes del mundo han sido anómalas desde hace diez años' y agregó que lo más preocupante es su coincidencia. Según esa fuente, el estudio del panel intergubernamental pronostica que si se doblan las concentraciones de los gases de efecto invernadero en la atmósfera, las temperaturas medias del planeta pueden elevarse entre 2 y 4,5 grados centígrados.

Hacia mediados de este siglo, las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera podrían doblar los niveles que existían antes de la era industrial: 270 partes por millón. La nueva horquilla de probables elevaciones de temperaturas es más estrecha que la sugerida en el informe anterior, que estableció el margen de oscilación de las temperaturas entre 1,4 y 5,8 grados centígrados.

Un reciente estudio científico encargado por el Gobierno británico advertía del peligro de fusión de la capa helada de Groenlandia, lo que podría elevar el nivel de los océanos y tener consecuencias dramáticas para muchas comunidades ribereñas.

El nuevo consenso de la comunidad científica internacional puede hacer más difícil que el actual Gobierno estadounidense siga insistiendo en que el cambio climático es un problema que se resolverá en su día gracias a los nuevos adelantos tecnológicos.

En una reunión con grupos ecologistas, el primer ministro británico, Tony Blair, se comprometió el martes a trabajar con otros líderes europeos para extender más allá del 2012 el mecanismo de intercambio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero previsto en el Protocolo de Kioto de 1997. Al mismo tiempo, Blair dijo que es preciso ponerse de acuerdo en una cifra de estabilización del CO2 en la atmósfera, que acepten también Estados Unidos, el mayor contaminador actual, y las grandes economías emergentes como China y la India.

Según los observadores, un acuerdo sobre límites vinculantes para los países es, sin embargo, muy improbable mientras George W. Bush siga en la Casa Blanca. Su principal asesor para temas científicos, James Connaughton, afirmó en la pasada conferencia de Montreal (Canadá) sobre el cambio climático que Washington no aceptará objetivos de reducción de los gases CO2.

En su reunión con los ecologistas, Blair se sumó, para preocupación de éstos, a la profesión de fe de Bush en las nuevas tecnologías como 'bala mágica' con las que combatir el calentamiento del planeta. Sin embargo, el año pasado, un grupo de destacados empresarios advirtió de que las tecnologías 'limpias' no sustituirán a las más baratas y 'sucias' en la industria a menos que los gobiernos establezcan objetivos vinculantes y un calendario de cumplimiento.

Los investigadores alertan de eventos catastróficos por el cambio climático

Los investigadores alertan de eventos catastróficos por el cambio climático

Panorama Actual, 13-2-2006

El investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales, Juan José Sanz, señaló este lunes que el cambio climático causado por el hombre está causando en un breve periodo de tiempo un aumento de la temperatura y del nivel del mar. Sanz avanzó en un comunicado cómo el cambio del clima afecta además los regímenes de precipitación, la frecuencia de aparición de eventos catastróficos, la subida del nivel del mar y la pérdida de hielo en glaciares o casquetes polares.

Dijo que "estos cambios han afectado a la flora y fauna en distintas regiones de la tierra. El problema se agrava aún más - señaló- cuando se observa que la principal causa de este cambio climático se debe a la acción humana".

"Con respecto a otras amenazas, como pueden ser los cambios en el uso de la tierra, los efectos directos del cambio climático sobre la biodiversidad parecen ser más difíciles de detectar", señaló. "Igualmente provocará la pérdida de hábitat y la fragmentación de los territorios, precisó.

Juan José Sanz pronuncia este lunes en el Jardín Botánico de Valencia la conferencia "Consecuencias ecológicas del cambio climático" en el marco del ciclo ´Biodiversidad y Conservación en el siglo XXI´, un proyecto de divulgación científica organizado por la Fundación BBVA y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Su objetivo es difundir a la sociedad las amenazas a las que se enfrenta la biodiversidad. Juan José Sanz comentó que el cambio climático puede incrementar el efecto de otras amenazas para la biodiversidad, como pueden ser la polución, fragmentación y pérdida del hábitat.

Soluciones conjuntas

"La acción conjunta de todas estas amenazas producidas por el hombre actúan sobre la biodiversidad a tres niveles: individual o genético, de especie y de ecosistema", señaló el científico. "Las evidencias indican que es la humanidad la que está afectando al clima de la tierra y la que puede estar interviniendo de forma negativa en la evolución de multitud de especies".

"Así, recientemente se ha publicado un trabajo que permite conocer los efectos de este cambio climático sobre la extinción de plantas y animales a escala global en un corto periodo de tiempo". El doctor Juan José Sanz explicó que "el impacto del reciente cambio climático se ha detectado a tres niveles: dinámica de poblaciones, distribución geográfica y fenología de las especies".

"Hasta hace poco se pensaba que tendrían que pasar décadas para que el efecto del cambio climático sobre la biodiversidad se pudiera detectar. Sin embargo, en los últimos años el número de publicaciones científicas en este campo de investigación se ha incrementado notablemente", señaló. Comentó que uno de los aspectos aún por resolver consiste en conocer las posibles consecuencias del cambio climático sobre la viabilidad de las especies.

"Teniendo en cuenta que las consecuencias del cambio climático para el presente siglo puede llegar a ser mayores que las observadas recientemente, es previsible que las especies respondan de forma más apremiante que lo que se ha podido observar hasta en la actualidad", señaló. "Por lo tanto, los cercanos cambios en el clima podrán llegar a ser una de las fuerzas más importantes en la evolución de las estrategias vitales de plantas y animales", indicó el científico.

"Es por ello, que este factor se debe considerar junto a otros aspectos (deforestación, desertización, etc.) a la hora de desarrollar las futuras políticas de conservación de la naturaleza", indicó finalmente el investigador. Juan José Sanz Cid, científico titular del CSIC, desarrolla su trabajo de investigación en el Museo Nacional de Ciencias Naturales.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres