Blogia
Web y foro contra la desertización, el cambio climático y erosión en las Islas Canarias

Greenpeace dice que sólo el 8% de los bosques tiene la protección adecuada

Greenpeace dice que sólo el 8% de los bosques tiene la protección adecuada

Emilio de Benito

El País, 27-03-2006

Menos del 10% de la superficie terrestre se encuentra cubierta por superficies boscosas intactas, y, de ellas, sólo el 8% cuenta con una protección adecuada, según un informe de la organización ecologista Greenpeace presentado durante la Cumbre de Biodiversidad de Curitiba (Brasil). Los datos de la organización se han obtenido por satélite.

De la superficie forestal destruida en los últimos 10.000 años, la mitad ha desaparecido a partir de 1950, dijo en Curitiba el responsable de la conservación de bosques de Greenpeace en Rusia, Alexei Uaroshenkov. El mapa muestra que sólo en 42 países quedan superficies arboladas intactas. Europa es el continente que peor está. En el mapa de Greenpeace cuesta descubrir una diminuta mancha verde en Rumania, en la cumbre de los Cárpatos, que señala el único bosque virgen al oeste de Rusia.

Latinoamérica alberga el 35% de la superficie intacta, la mayor parte en la Amazonia. Pero esta superficie puede perder un 40% de su extensión en 45 años, según un estudio realizado por la Universidad Federal de Minas Gerais que recoge la revista Nature. Los conservacionistas apuntan que sólo esta selva absorbe 27 billones de toneladas de CO2 al año, diez veces el objetivo de reducción de emisiones para el mundo acordado en el llamado Protocolo de Kioto.

Peligro para el tigre

La segunda mayor concentración de bosques intactos está en Norteamérica, con el 28% del total. Pero esta riqueza es destruida a un ritmo de 10.000 kilómetros cuadrados anuales, advierte Greenpeace. El 19% de los bosques intactos está en el norte de Asia, en Siberia. Son el hogar de uno de los animales emblemáticos del conservacionismo, el tigre siberiano, una especie de la que apenas quedan 400 animales en libertad.

El sureste asiático sufre la deforestación más rápida del planeta. El 72% de la selva virgen de Indonesia y el 60% de la de Nueva Guinea ha sido talada en las últimas décadas. El declive de las poblaciones de orangután, otro animal simbólico, es el efecto más visible de este proceso. Prácticamente todos los bosques intactos han desaparecido de África en los últimos 30 años, advierte Greenpeace. En Europa, sólo Rusia alberga zonas originales. Las talas de madera con fines industriales representan las principales amenazas para estos ecosistemas.

El resultado es que en pocos años no quedarán bosques salvajes. Ello no se contradice con un aumento de las superficies arboladas en países occidentales. Pero se trata de repoblaciones pobres en variedad y muchas veces con especies ajenas a los ecosistemas originales, por lo que su biodiversidad es mucho menor, advierte Greenpeace.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres