Blogia
Web y foro contra la desertización, el cambio climático y erosión en las Islas Canarias

Los científicos denuncian la politización del debate que relaciona el cambio climático y la virulencia de los huracanes

Los científicos denuncian la politización del debate que relaciona el cambio climático y la virulencia de los huracanes Canarias7, 4-10-2005

Teresa Bouza (EFE). Washington (Estados Unidos)

Científicos de la Universidad de Georgia (EEUU) denunciaron hoy la politización del debate sobre la relación entre cambio climático y el poder destructivo de los huracanes, un vínculo que ellos consideran irrefutable. Peter Webster y Judith Curry, del Instituto Tecnológico de Georgia (Atlanta), aseguraron en rueda de prensa que existen pruebas claras que demuestran que la intensidad creciente de los huracanes obedece al calentamiento global.

Durante el evento, celebrado en la sede del Banco Mundial en Washington, los científicos indicaron que la mayor furia de los huracanes durante los últimos 35 años ha coincidido con un aumento en las temperaturas marinas. El hecho de que el agua en la superficie oceánica sea más caliente también coincide con un aumento en el número de huracanes de categoría 4 y 5, según explicaron Webster y Curry.

La temperatura de las aguas es el "combustible" natural de los huracanes, que cobran fuerza sobre superficies marinas y se debilitan una vez que entran en tierra firme. La relación entre ambos fenómenos hace que exista una "clara necesidad" de políticas de adaptación y mitigación, insistió Curry durante la rueda de prensa.

La experta de Georgia indicó que en el estudio realizado junto con Webster habían sido muy "conservadores" al otorgar un 75 % de probabilidades a la veracidad de la hipótesis sobre que "el poder de los huracanes aumenta con el calentamiento global". Los políticos, dijo Curry en referencia al Gobierno de EEUU, "quieren una certeza del 100 por ciento antes de actuar", algo que según aseguró es prácticamente imposible en el mundo científico. La investigadora de Atlanta equiparó ese comportamiento al del propietario de una casa en el golfo de México que decidiese tener una certeza del 100 por cien de que el huracán iba a tocar tierra antes de abandonar su vivienda.

"Cuando quisiese trasladarse ya tendría el huracán encima", apostilló Curry, quien indicó que así no se puede llevar a cabo una buena gestión de riesgos. Añadió que existe una gran controversia sobre este tema en la comunidad científica y aseguró que la Agencia Nacional Oceanográfica y Atmosférica -de la que forma parte el Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami- "se está volviendo muy politizada". Para la académica de la Universidad de Georgia, los científicos "anti-calentamiento global" son minoría en EEUU pero se las han ingeniado para captar la atención de los medios y hacer mucho ruido.

Por su parte, Webster destacó que los países ricos necesitan hacer algo para impedir que el fenómeno vaya a más, como por ejemplo subvencionar "energías renovables y limpias en el Tercer Mundo que serían convenientes para todos".

La conferencia pronunciada hoy por los investigadores de Atlanta pone de manifiesto la acalorada polémica sobre el cambio climático tras el paso de los huracanes "Katrina" y "Rita". En el otro lado del debate están meteorólogos como Chris Landsea, del CNH, quien cree que cambio climático y la virulencia de ciclones, tormentas y huracanes tienen poco que ver. "La relación es tan minúscula en estos momentos que probablemente ni siquiera podemos medirla", dijoLandsea.

El meteorólogo achaca la intensidad de la actual temporada de huracanes a un ciclo que se repite con una frecuencia que oscila entre los 25 y los 40 años. Webster describió ese tipo de afirmaciones de "miopes" y fruto de una observación que presta atención sólo a lo que ocurre en la zona norte del Océano Atlántico y no a los acontecimientos que se están desarrollando en todas las cuencas oceánicas.

La mayoría de los estadounidenses tampoco parece creer que el calentamiento global tenga que ver con la devastadora temporada ciclónica que ha arrasado las costas estadounidenses este año, según los resultados de una encuesta conjunta del diario "The Washington Post" y la cadena de televisión ABC.

El sondeo, publicado el domingo, indica que un 56 % de los estadounidenses cree que el calentamiento global es un hecho, mientras que el 40 % no está convencido. Además, un 54 % de los participantes señalaron que las tormentas y huracanes son una de esas cosas "que pasan de vez en cuando". Sólo el 39 % dijo creer que son el resultado del cambio climático. La versión oficial de la Casa Blanca es que el calentamiento global es un hecho pero no está comprobado que sea resultado de la intervención humana.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres