Blogia
Web y foro contra la desertización, el cambio climático y erosión en las Islas Canarias

Más desierto, más sequía y ausencia de reacciones

Más desierto, más sequía y ausencia de reacciones CanalSolidario.org, 9-7-2005

En 1994, la ONU declaró el 17 de junio "Día Mundial de Lucha contra la Desertización y la Sequía". El objetivo era abordar la sequía que afectaba al continente africano. Once años después, la desertización ya se extiende por el Norte.

Según un informe de Naciones Unidas, la desertización amenaza la vida de 1.200 millones de personas en un centenar de países. Las tierras secas cubren más de un cuarenta por ciento de la tierra firme; de este porcentaje, el veinte por ciento se considera desértico.

Según Kofi Annan, nos encontramos ante “uno de los procesos de degradación ambiental más alarmantes del planeta”. Sólo en el sector agrícola, el proceso de desertización ocasiona unas pérdidas anuales de cuarenta y dos mil millones de dólares.

Este mismo informe también alerta de que la desertización plantea un riesgo para la estabilidad de las sociedades y crea una gran presión en las zonas secas que aún no han sido degradadas. Millones de personas que habitan estas tierras tendrán que emigrar en búsqueda de nuevas tierras donde poder sobrevivir. Las estadísticas presentadas son alarmantes: la mortalidad infantil en estas tierras es diez veces superior que en los países industrializados y el doble que en las regiones pobres consideradas húmedas.

El fenómeno se extiende de manera indefendible. América Latina comienza a ser escenario también de este proceso. Un millón de kilómetros cuadrados de Brasil son considerados zonas de riesgo; más de medio millón de kilómetros cuadrados mexicanos se encuentran en una delicada situación; y el setenta y cinco por ciento de Argentina corre el riesgo de convertirse en desierto, un proceso derivado según Naciones Unidas de actividades del hombre, no de forma natural.

Los Tratados de Libre Comercio que se están firmando en la zona así como el ALCA (el Área de Libre Comercio de las Américas) también tiene consecuencias. Estos acuerdos imponen en cierta medida al sector agrícola que mejore la producción, y se teme que no se hará de forma sostenible, con el consiguiente esfuerzo y deterioro que padecerán esos terrenos.

Propuestas

Naciones Unidas ha advertido de que muchas de las causas que aceleran este fenómeno son evitables. La sustitución de la agricultura por el pastoreo podría ser una solución para un sesenta y cinco por ciento de estas tierras.

Otra advertencia o sugerencia de la ONU es que si los terrenos fueran propiedad de los agricultores que los cultivan, se limitarían a realizar prácticas sostenibles, importándoles no el terreno que meramente trabajan, sino el terreno que les da de comer y que es suyo.

Naciones Unidas ha realizado un informe exhaustivo, real y por ello, alarmante, del fenómeno de desertización que está afectando al planeta. Nuevos escenarios, situaciones límite y millones de personas en peligro es su resumen.

Muchos de los estados que en un principio sólo tenían que sensibilizar ven como son un nuevo escenario seco. Ahora los gobiernos tienen que reaccionar ante esto y plantear acciones. La ONU da ideas, en este momento hay que llevarlas a la práctica.

Más información:

United Nations Convention to Combat Desertification (en inglés)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres